El obispo remarcó que “rezamos para que los que buscan trabajo consigan uno digno”.

Cientos de fieles llegaron hasta la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán respetando los estrictos protocolos sanitarios para pedir a San Cayetano por pan y trabajo, como ocurre cada 7 de agosto.
En la homilia a cargo de Monseñor Jorge Lozano destacó que “hemos rezado para que los que buscan trabajo puedan tener uno digno que permita alimentar a la familia”.