Se brindó un curso sobre insulinización para el Primer Nivel de Atención. La capacitación está enmarcada dentro de las acciones de prevención de las Enfermedades Crónicas no Transmisibles.
Uno de los objetivos del Plan Estratégico de Salud de la cartera sanitaria a cargo de la Dra. Alejandra Venerando es facilitar que los equipos de Primer Nivel de Atención cuenten con capacitaciones permanentes, insumos y líneas de cuidado necesarias para el abordaje integral de las personas con Enfermedades Crónicas no Transmisibles. En tal sentido se realizó la tercera edición del Curso de Insulinización oportuna en el primer nivel de atención.

Luego de las palabras de bienvenida y ante una concurrida sala, la directora de Programas, Lic. Teresa Laciar, felicitó a los organizadores y a los profesionales médicos y de enfermería que participaron de esta capacitación: “Tanto el personal médico como de enfermería en el Primer Nivel de Atención tendrá mayores habilidades y protagonismo en el manejo de la insulinoterapia al actualizar sus conocimientos”, dijo.

Por su parte, la Dra. Laura Otiñano, referente provincial del Programa de Diabetes, comentó que “la primera edición fue en 2015, el año pasado la segunda y estamos dando comienzo a la tercera. Esta actividad se enmarca dentro de la implementación de la Cobertura Universal de Salud (CUS), está destinada a los equipos sanitarios de los centros de salud y contribuye a establecer técnicas de aplicación de insulina, también para insulinizar oportunamente a los pacientes que tienen la patología. Asimismo, para conocer acerca del monitoreo y de las complicaciones que pudiera tener un paciente diabético, como por ejemplo la hipoglucemia”.

“Capacitar a los profesionales y educar al paciente en la insulinización oportuna es una necesidad. Muchas veces se llega tarde a la insulinoterapia, los pacientes pasan mucho tiempo con el mismo esquema terapéutico sin lograr los objetivos del tratamiento y por ende se acrecientan las complicaciones. La intención de capacitarse es para administrar oportunamente la insulina en nuestros pacientes y acabar con la inercia de llegar tarde”, añadió.

La profesional señaló que el Programa de Diabetes en la provincia tiene todos los dispositivos necesarios para insulinizar a los pacientes como para hacer el auto monitoreo ambulatorio; afortunadamente se cuenta con todos los tipos de insulinas con lo cual los recursos están”.

Este curso tiene una durabilidad de tres meses, se irá rotando con el equipo docente por los centros de salud, de modo que la práctica de esta capacitación es in situ y con el paciente.

Este primer encuentro es teórico, dictado por profesionales de la Secretaria de Salud de Nación y posteriormente hay una instancia práctica. Un taller de roleplay en donde los participantes van a actuar como médicos, enfermeros y pacientes para tratar de visualizar cuáles pueden ser las barreras que impiden llegar temprano a la insulización.
Para finalizar, Otiñano aseveró que “la segunda parte está destinada a conocer y estudiar los instrumentos y dispositivos para aplicar insulina y para medir la glucosa. Es indispensable educar al paciente, gran parte de la insulinoterapia implica la capacitación de los profesionales por un lado y la educación de nuestros pacientes por el otro”, concluyó.