El descongelamiento de los combustibles, la actualización de tarifas y la incertidumbre en cuanto a las medidas que podría incluir Alberto Fernández, son las causales de los cambios en los precios. El consumo continúa en caída.

Desde sectores del comercio mayorista, informaron que en los próximos días comenzarán a llegar nuevas listas de precios, para actualizar las góndolas locales. Las causales de estos incrementos son en primera instancia el descongelamiento de los combustibles (que en noviembre acumula ya un 10%), la actualización de las tarifas (luz y gas) y los rumores sobre “congelamiento de precios y ley de góndolas” que podría aplicar el gobierno de Alberto Fernández cuando asuma el próximo 10 de diciembre.
Carlos Icazatti, gerente del mayorista Café América informó que por el momento no hay variación de precios en San Juan, pero “ya hay empresas que advierten que comenzarán a llegar nuevas listas de precios”, dijo.
Estos incrementos de precios en el corto plazo tiene que ver con el descongelamiento de los combustibles, “pero ante el rumor de un posible congelamiento de precios, con la llegada de un nuevo gobierno advierten que llegarán nuevas listas de precios con aumentos preventivos”, dijo el empresario.
“Si bien todo es un rumor, porque hasta que el Presidente electo (Alberto Fernández), no confirme las nuevas medidas, esto es incertidumbre total. Nosotros somos una consecuencia de los formadores de precios”, acotó el Icazatti.
Estos “aumentos preventivos” se realizarán de manera “periódica y escalonada”.
Mientras tanto, el empresario señaló que la eliminación del IVA en los productos de la canasta básica continúan, aunque puede ser imperceptible por los consumidores ya que “se vio licuada con la inflación”. “Si no existiera la reducción de IVA, todos los productos de la canasta básica estarían un 20% más caros”, apuntó.
Los comerciantes esperan que la reducción de IVA que comenzó en el mes de agosto continúe en el Gobierno de Fernández, “aunque con modificaciones”.
En cuanto al consumo, el gerente de Café América señaló que “ha caído mucho. En números constantes un 15% en unidades, no en dinero”.
Entre los productos que más aumentaron en el último mes, se encuentran la carne con un 20% en 10 días, productos lácteos y artículos de limpieza, en estos últimos la gente busca terceras marcas.
“Existe un parate general y con el correr del tiempo se va a ir incrementando, por lo que se necesitan medidas para incentivar el consumo de inmediato”, manifestó el empresario sanjuanino.
En cuanto a la posibilidad de un congelamiento de precios, según los “rumores” que existen entre los grandes mayoristas nacionales, Icazatti dijo “es malísimo, pero ante la coyuntura actual, puede ser que de resultado. Pero no es algo que se puede mantener en el tiempo, porque a lo largo complica todo”.

Los productos que más aumentaron en el último año, según INDEC

La suba del dólar, que en un año trepó 70%, incidió fuertemente en el costo de los alimentos, que llegaron a duplicarse en muchos casos, según el propio Indice de Precios al Consumidor (IPC). Entre los alimentos que más subieron en un año figuran algunas verduras, como la cebolla y el zapallo anco; el agua mineral sin gas; los embutidos y los lácteos.
El litro de leche entera en sachet subió en un año casi 60%, al pasar de $ 30,66 a $ 48,97, pero el resto se incrementó más. El paquete de 800 gramos de leche en polvo escaló 86,12%; los quesos cremoso, pategrás y sardo subieron entre 80% y 90%; la manteca y el yogur, 87,83%; y el pote de 400 gramos de dulce de leche trepó 75,15%.
Respecto de los embutidos, lo que más subió fue el paquete de salchichas de 6 unidades, que trepó de $ 40,62 a $ 68,28. Le siguió el jamón cocido, que pasó de $ 292,90 a $ 458,85 el kilo en los últimos doce meses.
Los cortes de carne subieron menos que el promedio (entre 40% y 48%) y la harina y el aceite, que son dos productos altamente afectados en sus costos por la suba del dólar, aumentaron 33,26% y 31,87%, respectivamente. Vale aclarar que en estos productos, como en todos los de la canasta básica, atenuó el impacto de la devaluación la quita del IVA hasta fin de año dispuesta en agosto como una de las medidas paliativas