El sector tuvo bajas este último periodo por la caída de demanda de cal en el mercado interno.

El intendente de sarmiento se mostro muy preocupado por la situación de Sarmiento donde este año han cerrado muchas empresas y ha habido despidos en la industria calera según afirmó el propio jefe comunal. Pero puso todas las fichas en que la nueva gestión nacional cambie de política y mejore la situación.
“Tenemos todas las apuestas en Alberto Fernández para que en la próxima gestión sea un poco más federal y se mire más a las provincia apoyando a las economías regionales”, expresó el intendente.
En este marco contó que en el último año en su municipio, “se han perdido muchísimos puestos laborales, aproximadamente deben ser unos 200 puestos de trabajo en el sector de la cal y la caliza”.
Al respecto explicó que en esos sectores, “hay cerca de 40 empresas cerradas y eso me preocupa muchísimo, por eso esperemos que rápidamente nuestro presidente electo tome medidas que repercuten rápidamente, como las que tienen que ver con el mercado interno de la Argentina y con la construcción ya que mucha gente vive de la construcción en la industria de la cal por dar un ejemplo. Y eso se debe retirar rápidamente”.
La situación a nivel nacional en tanto a construcción ha caído este año por la recesión y la suba del dólar y esto afecta directamente a la industria de la cal. Como informó el intente, “del 100% de nuestra producción 20% se exporta a Brasil o Chile y el otro 80% se destina al mercado interno, entonces es 80% correspondiente a las empresas caleras qué no exportan y venden al mercado interno. Estas son las que pretendemos que se reactiven a través de un impulso que tenga que ver con la construcción y esperemos que eso suceda con el nuevo gobierno”.
Cabe destacar que el presidente electo en su visita de campaña a San Juan le dijo a los funcionarios locales que sus pilares para reactivar el país serán. El petróleo, la minería y la contrucción.
El intendente con este antecedente no pierde la esperanza de que el año que viene se pueda levantar la demanda de cal para las empresas sarmientinas y vuelvan a trabajar al mejor rito. La zona más afectada fue Los Berros.