El Presidente recibió al ministro de la Producción para analizar el impacto de las medidas anunciadas. Se descartó también cualquier cambio en el Gabinete.

El presidente Mauricio Macri mantuvo ayer en la Residencia de Olivos una reunión de seguimiento con el ministro de Producción, Dante Sica y su equipo, para analizar el impacto de las medidas anunciadas esta semana y hablar sobre la reunión del Consejo del Salario que se reunirá el próximo jueves. A su vez, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, almorzó con los ministros del Gobierno, a excepción del de Transporte, Guillermo Dietrich.
Según trascendió, Dietrich fue el único ausente con aviso, porque se encontraba en la ciudad neuquina de Villa La Angostura, donde empezaron las detonaciones para despejar la ruta nacional 40 que mantiene incomunicada esa localidad y a la rionegrina de San Carlos de Bariloche. “Están terminando de trabajar para poder abrir el paso mañana”, precisaron a Télam desde la cartera de transporte.
En una jornada de rumores de cambios de Gabinete como consecuencia de la dura derrota en las PASO, el jefe de ministro, Marcos Peña, encabezó ayer un almuerzo en la Quinta de Olivos con los principales referentes del equipo presidencial, a fin de recuperar la iniciativa para la campaña hacia las elecciones generales de octubre.
El presidente Mauricio Macri no participó del almuerzo que lideró Peña, aunque mantuvo sus propias reuniones en Olivos, una de ellas con el ministro de Producción, Dante Sica.
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, uno de los apuntados como posible funcionario saliente del Gabinete, asistió al encuentro que todos los viernes realiza Peña allí, antes de recibir la semana próxima a una misión del FMI que repasará la situación económica de la Argentina.
Sucede que el titular del Palacio de Hacienda venía siguiendo al pie de la letra la meta de reducción de déficit planteada por el Fondo Monetario, pero las recientes medidas económicas anunciadas por el presidente Mauricio Macri para contener los efectos de la devaluación post derrota en las urnas entran en contradicción con aquellos objetivos.
No obstante, fuentes de la Casa Rosada volvieron a negar durante ayer viernes que por el momento se produzcan modificaciones en el Gabinete.
En ese sentido se pronunció el candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, quien descartó los rumores que lo mencionaban como nuevo funcionario del Gabinete y señaló que no recibió “ningún tipo de ofrecimiento”.
A la vez, aclaró que “no hay ningún elemento que indique un cambio en el Gobierno” tras el revés electoral del oficialismo y la necesidad de recortar la diferencia de 15 puntos que obtuvo el postulante del Frente de Todos, Alberto Fernández, e ingresar a un balotaje, escenario que alentó el Presidente en la reunión de Gabinete ampliado que encabezó el día anterior.
De hecho, en pos de mostrar a un jefe de Estado en funciones y que intentará la hazaña de su reelección, sus colaboradores ya diseñan una nutrida agenda para las próximas semanas.
La misma incluye una celebración por los 25 años de la reforma constitucional de 1994 para el sábado 24 de este mes en la Plaza del Congreso y la confirmación de su viaje el mes próximo a Nueva York para hablar ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.
En declaraciones al canal TN y radio Mitre, Pichetto subrayó que el presidente Macri “es quien decide” los nombres de los funcionarios del Gabinete, aunque aclaró que “no se ha hablado sobre ese tema”.
“Desconozco si habrá modificaciones. El Presidente en ningún momento me ofreció nada. Descarto totalmente esa versión”, sostuvo el senador nacional, en alusión a los rumores que lo mencionaban como ministro del Interior en lugar de Rogelio Frigerio, a quien se lo señalaba como nuevo titular del Palacio de Hacienda en reemplazo de Dujovne.