Lo hizo a través de Twitter, con un video, desde Córdoba donde pasó el fin de semana largo.

El presidente Mauricio Macri convocó a una marcha a Plaza de Mayo para el 7 de diciembre a modo de despedida de su gobierno y afirmó que “esto recién comienza”, en un gesto a la discusión que ya se da en Juntos por el Cambio sobre el armado opositor.
Desde Córdoba, adonde viajó el último viernes junto a su familia para pasar el fin de semana largo, el mandatario saliente publicó en su cuenta oficial de Twitter un video con imágenes de las “Marchas del Sí, se puede” que caracterizaron a la campaña del oficialismo para las elecciones generales tras la derrota en las primarias.
“La Argentina que viene nos necesita a todos. A todos poniendo lo mejor de cada uno. Esto recién comienza”, afirmó Macri en el video, que finaliza con la leyenda: “Marcha #7D, Plaza de Mayo a las 17:00”.
Si bien la movilización ya venía siendo motorizada en redes sociales por los militantes de Juntos por el Cambio que impulsaron la marcha del 24 de agosto a Plaza de Mayo (que culminó con Macri saliendo a saludar al balcón de Casa Rosada) el mandatario se puso ahora al frente de la convocatoria.
La despedida emula a la que tuvo la ex presidenta y ahora vicepresidenta electa, Cristina Kirchner, el 9 de diciembre de 2015, un día antes de dejarle el cargo a Macri, con una gran movilización a la histórica plaza.
Con esta convocatoria, Macri buscará dejar el Gobierno sin abandonar el papel de referente de la futura oposición a la administración peronista del presidente electo, Alberto Fernández, en momentos en que un sector de la UCR busca correrlo del lugar central de Juntos por el Cambio.
Se trata del ala del radicalismo que lidera el presidente del Comité Nacional del partido, Alfredo Cornejo, quien aspira a que la coalición opositora tenga una conducción horizontal con más peso de la UCR y con actores del PRO como el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.
Tras la derrota de Macri ante Fernández, el sector del PRO más cercano al Presidente saliente buscó instalar la idea de que los más de dos millones de votos que Juntos por el Cambio sumó desde las PASO hasta los comicios generales “son de Mauricio”.
La despedida del #7D, en la que se prevé que Macri hable ante los seguidores de su gobierno, va en esa línea.
Durante el último año de gestión, el sector de la UCR alineado con Cornejo no ocultó nunca sus críticas a la forma de conducción política de Macri y particularmente de su jefe de Gabinete, Marcos Peña, rol que también fue cuestionado (aunque con mayor cautela) por otros actores de Juntos por el Cambio.
La convocatoria por parte del líder del PRO a la marcha del 7 de diciembre se da, además, el mismo día en que trascendió que Peña dará un paso al costado del armado opositor pero seguirá moviéndose cerca de Macri.