Martín Heredia Zaldo. En su Juzgado, el Cuarto de Instrucción, se tramita la causa contra los hermanos Ruiz Álvarez.

Guillermo y Javier prestaron declaración indagatoria el jueves pasado ante el juez Martín Heredia Zaldo, que ahora deberá definir la situación procesal de ambos.

Los hermanos Guillermo y Javier Ruiz Álvarez declararon ante el juez Martín Heredia Zaldo y negaron los hechos que les imputan en la causa en donde son investigados por usura y falsificación de documentos.

En la indagatoria ante el titular del Cuarto Juzgado de Instrucción Penal, que tuvo lugar el jueves pasado, los hermanos Ruiz Álvarez dieron su versión de los hechos y respondieron todas la preguntas que les hizo el magistrado, negando todas las imputaciones que pesan en su contra.

Entre las declaraciones más importantes que formularon en la sede judicial, Guillermo Ruiz Álvarez, extitular de la Caja de Acción Social durante 15 años, negó haber utilizado dinero de dicha repartición con el objetivo de prestarlo ilegalmente.

La causa se disparó en octubre del año pasado, cuando la comerciante Natalia Alaniz acusó a los hermanos de ser prestamistas ilegales y usureros por el perjuicio económico que le habrían causado, señalando que habrían usado fondos de la Caja de Acción Social con ese fin, denunciándolos también por falsificar un cheque suyo para poder ejecutarlo.

Alaniz, ante un apremio económico, tuvo necesidad de obtener un préstamo de dinero que en la banca oficial no conseguía. A través de una persona que era conocida suya, Renzo Tito, accedió a esos fondos. Como garantía, la comerciante entregó dos cheques, uno por 40 mil pesos y otro por 52 mil pesos.

Después de un tiempo, al no poder seguir haciendo frente a los pagos que le eran requeridos y ante la ejecución de los dos cheques, Alaniz le pidió a Tinto poder encontrarse con la persona dueña de la plata. De este modo llegó a Guillermo Ruiz Álvarez, con quien se reunió en su estudio particular, encuentro que la denunciante grabó, grabación que luego aportó a la Justicia al momento de ratificar la denuncia.

Luego la comerciante decidió denunciar la situación a la línea 134 de la Secretaría de Articulación Judicial – Coordinación de recepción de gestión de denuncias del Ministerio de Seguridad de la Nación, quien luego de analizar la competencia la derivó a San Juan, a la Fiscalía General, quien trasladó posteriormente la denuncia a la fiscalía a cargo de la doctora Analía Larrea.

La fiscal pidió al titular del Cuarto Juzgado de Instrucción Penal, Martín Heredia Zaldo, que abriera la investigación, imputándoles a los hermanos los delitos de usura y falsificación de documentos.

Ante dicha medida judicial, el gobernador Sergio Uñac decidió separar de su cargo en la Caja a Guillermo, mientras que Javier continuó ejerciendo sus funciones en el Tribunal de Cuentas de la Provincia.

El juez solicitó una serie de medidas, entre ellas, una auditoría al Tribunal de Cuentas y a la fiscalía de Estado sobre la gestión de Guillermo al frente de la Caja de Acción Social, información a la AFIP sobre los movimientos financieros de los implicados y al Banco Central sobre la cuentas bancarias de los Ruiz Álvarez.

El magistrado también dispuso varios allanamientos y requirió una serie de testimoniales. Además, eximió de prisión a los hermanos.

En junio pasado, Heredia Zaldo citó a indagatoria a los hermanos, sin embargo ambos se negaron a declarar. A principios de este mes, los Ruiz Álvarez, a través de su abogado Fernando Castro, solicitaron ampliar la indagatoria. Ahora, el juez, luego de escuchar la declaración de ambos, deberá definir la situación procesal del exdiputado provincial y el extitular de la Caja de Acción Social.