La selección Argentina que dirige Juan Manuel Garcés se impuso 4 a 3 sobre el local España en un debut muy auspicioso.

Jugar con el local, jugar con la presión del debut, jugar sabiendo que falta el roce internacional. Todo eso no es bueno para un equipo. Hay que saber enfrentar los desafíos y los pibes argentinos se las ingeniaron para imponerse en el debut del mundial con una victoria más que importante.

El juego empezó dominado por la albiceleste que logró ponerse en ventaja a través de Facundo Ortiz. Tuvo, ademas, un libre a su favor que no pudo concretar Ariel Ferré por la buena intervención del arquero español.

Era el momento del juego albiceleste que se mostraba entero y con buen control de bocha. Sin embargo España se recompuso y en una salida rápida por derecha encontró el empate por intermedio de Roc Pujadas.

Ese tanto puso a los españoles en carrera y además encendidos, por eso no extrañó que apareciera el segundo de un Pujadas que aparecía intratable.

Sin embargo y después de un minuto pedido por el técnico Argentino Garcés, el equipo volvió a reaccionar con el coraje pero sobre todo con la tranquilidad de saber que hay un plantel que sabe a lo que juega. Joaquín Olmos antes del final del primer tiempo consiguió el empate.
En el complemento, los pibes de la albiceleste tuvieron un compromiso tal que se vio reflejado en patinar dentro de la pista, aún sufriendo algunos fallos arbitrales adversos, como suele suceder en estas competencias de parte de los jueces portugueses.

Antes de los 10 minutos, un libre otorgado para la Argentina terminó en gol pero esta vez lo hizo quien ingresó desde el banco para ejecutar: Fabricio Torres.

Con el marcador en su favor nuevamente supo manejar los minutos que vinieron. España desesperada dejó espacios y la Argentina encontró el cuarto en el stick de Bruno Alonso, el pibe de Lomas de Rivadavia que lo gritó eufóricamente.

El final se venía y a 24 segundos del final nuevamente Pujadas descontó para poner algo de suspenso, aunque los pibes ya tenían todo controlado y el primer resultado adentro del bolsillo