Los pibes no pudieron

Mundial sub 19

835
Gentileza Marzia Cattini

Argentina tuvo un gran primer tiempo, ganaba 2 a 0, pero se quedó en el complemento y perdió la final 3 a 2 con España, que se consagró campeón.

No pudo ser y duele en el alma. Sobre todo por las lágrimas de los pibes de la Argentina, que dejaron todo pero que no pudieron aguantar el resultado ante los anfitriones.

Parecía que se rompía la racha de 14 años sin títulos en juveniles para nuestro país, más aun por el primer tiempo que hicieron los dirigidos por Juan Manuel Garcés. Pero después todo cambió y España dio vuelta el resultado.

Por la final del Mundial Sub 19, Argentina perdió con España 3 a 2 y se tuvo que conformar con la medalla de plata.

En la primera mitad la Albicleste tuvo muchas más virtudes que su rival, por eso terminó sacando ventajas. Fue ordenado atrás, con mucho aplomo, pero también fue equilibrado, ya que cuando tuvo sus chances no perdonó y terminó facturando en momentos claves del cotejo.

En una de sus primeras aproximaciones al arco rival, Bruno Alonso dio media vuelta y batió la valla española, para establecer la apertura del marcador en favor de los pibes albicelestes.

Después España intentó reaccionar, adelantó sus líneas, pero siempre se encontró con un inquebrantable combinado nacional.

Así, haciéndose fuerte desde atrás hacia adelante, se preparaba para dar otro golpe. Hubo una fuerte falta sobre Joaquín Olmos, y el árbitro que no dudó en cobrar la falta directa para Argentina. Ejecutó Fabricio Torres y no perdonó, para meter la bocha adentro y establecer el 2 a 0 con el que se irían al descanso.

En el complemento el sueño se transformó en pesadilla. España fue otro, y la Argentina también. Los locales reaccionaron de gran manera y en menos de un minuto igualaron con los tantos de Pujadas y Marimon. Y un poco más tarde lo dieron vuelta con Pujadas haciéndose presente otra vez.

En el final, Argentina quiso, pero no pudo. Y terminó cayendo, con la armadura puesta y dejando todo.