Los menores declararon y complicaron la situación de el marido de Brenda Requena.


Diego Álvarez es el único detenido por la muerte de Brenda Verónica Requena. Su cuerpo apareció el 16 de Julio pasado, desmembrado y quemado a pocos días de su desaparición en la zona del Villicum, en Albardón. El hallazgo se produjo luego que los investigadores contactaran a testigos que habían visto al marido de la víctima en ese lugar.

Esos personas eran tres menores cuyas edades oscilan entre los 14 y 16 años, de edad. Ahora, estos chicos dieron su testimonio en la sede de ANIVI y sostuvieron lo que habían visto en aquella oportunidad, complicando la situación del sospechoso de matar a la joven madre de 2 niños.

Fuentes judiciales precisaron que de acuerdo a lo que había solicitado el fiscal Carlos Rodríguez, los menores brindaron sus declaraciones y en tienen mayor validez ya que se ha realizado en el marco de la investigación judicial.
Las fuentes señalaron que los chicos ratificaron todo lo que habían contado ante la Policía. Que ellos estaban en campo cazando pajaritos y que observaron humo y que les llamó la atención. Que eso fue a unos 800 metros al norte de la casa donde vivían Brenda y Álvarez en la Villa Mallea, en Campo Afuera.

Los adolescentes contaron que vieron a Alvarez y que este les dijo que se fueran del lugar argumentando que andaba la gente de Flora y Fauna pero ellos no obedecieron y en ese momento, el sospechoso les dijo: “me han gorreado. Si la ven a mi mujer y al vago háganlos cagar”. Seguidamente, les ofreció 500 pesos para que se fueran. Después les pidió que con esa plata le hicieron una recarga de 200 pesos a su celular para llamarle a su madre y que se quedaran con el vuelto. Al margen de esos diálogos que mantuvieron los menores con el joven indicaron que le vieron una mano manchada con sangre. Los menores sostuvieron que a Álvarez, lo reconocieron cuando lo vieron en una entrevista televisiva donde pedía que apareciera Brenda.

Tras ese hecho, le contaron a sus padres que al sujeto lo habían visto en el campo un día anterior. La Policía conoció todo esto y como consecuencia se logró encontrar los restos de la mujer desaparecida.
En definitiva, los tres menores ratificaron lo declarado cuando se inicio la investigación policial dejando a Álvarez en una situación judicial muy comprometida.