Los 100 años del Verdolaga

ÁRBOL VERDE

0
233

Ubicado en el corazón del Barrio Cabot, en pleno Concepción, los Arbolinos nacieron el 20 de setiembre de 1920. Un club donde se respira la pasión por los colores, siendo esta su principal fuente de recursos.

 

Siempre en Concepción. Al principio más al sur, por calle Alem cerca de Corrientes. De ahí al corazón del Barrio Cabot, donde hoy se encuentra enclavado el Club Sportivo Árbol Verde, que nació el 20 de setiembre de 1920, un día como hoy, pero hace exactamente un siglo.

Cuenta la historia que fue un grupo de jóvenes, que se juntaban en esa zona a jugar a la pelota. Los descansos, las previas y todas las reuniones transcurrían bajo la sombra de una gran planta arbórea, que en definitiva terminaría siendo la artífice de su nombre: Árbol Verde.

De esos tiempos a hoy
Empezó como club de fútbol, que tuvo la exclusividad durante muchos años en la institución. Ahora cuenta además con futsal y fútbol femenino, entre otras actividades que desarrolla en la sede ubicada en el Barrio Cabot, en la calle Mary O’ Graham 455 (E), en la localidad de Concepción, departamento Capital de la provincia de San Juan.
Su color predominante es el verde, al que habitualmente se le agregan vivos blancos en sus vestimentas. Se le conoce popularmente con el nombre de Verdolaga, aunque también lo llaman Arbolino. El presidente actual de la institución es Carlos Ávila y se encuentra en la Primera división de la Liga Sanjuanina de Fútbol.

Los ídolos
Si uno revisa el pasado cercano, vienen a la mente nombres como Marcelo Laciar, Adrián Galván o Fido Galván, que surgieron en Árbol Verde pero que se hicieron famosos en otros clubes.
Sin embargo, hay otros que pasaron por el Verdolaga y pudieron jugar gran parte de su carrera ahí, generando un gran idilio con la gente del Barrio Cabot.
El periodista Guillermo Mesina es un gran conocedor de la historia de esta institución. Vecino de la zona y poseedor de un gran archivo, físico y memorioso, nos cuentas algunos datos referidos al tema.
“El Chueco Galván, Duilio Costa, Daniel Veliz, Nilo Washington Jofré, también jugó el Beto Acosta, que venía de Peñarol pero se hizo muy querido, Miguel Mesina, el Cuqui Castro, Adrián Sánchez, son algunos de los que dejaron su huella en Árbol Verde”, cuenta Guillermo.

Grandes recuerdos
La última gran alegría de Árbol Verde fue el campeonato conseguido en la B local, en 2018, cuando derrotó a San Lorenzo de Ullum y volvió a Primera A.
El único título que tiene en el círculo superior de la LSF es el que consiguió en 2008, cuando se quedó con el Torneo Apertura.
Pero también tuvo grandes equipos, como el que ganó el torneo del ascenso ante Centenario, en 1989.
“Esa fue una final a cinco partidos. Árbol Verde ganó tres, y Centenario dos. El partido decisivo fue en San Martín, una noche. En ese equipo se destacaban Gerardo Ávila, Víctor Hugo Cabello, el Flaco Tapia, el Tacayama Roberto Vega, Beto Acosta, el DT era Norberto Morales, entre otros muy buenos”, destaca Mesina.

La cancha
Si hay algo que el Arbolino ha sabido aprovechar es la fortaleza de su cancha, un verdadero fuerte donde ha mantenido largos invictos en diferentes épocas. No tiene nombre oficial y fue inaugurada a mediados de los ‘90, bajo la presidencia en el club de Avecilla. Fue en un partido ante Peñarol, contando con la presencia de Alfredo Derito, presidente de LSF, Javier Caselles, intendente.