La esposa de Mauro Icardi compartió en Instagram unas imágenes de su nuevo color de pelo.

En medio de los conflictos que atraviesa Mauro Icardi con el Inter de Milán y luego de que el entrenador del seleccionado argentino, Lionel Scaloni, lo dejara afuera de la lista definitiva de los 23 convocados para la Copa América de Brasil, Wanda Nara volvió a llamar la atención en las redes sociales, después de anunciar en su Instagram que se había animado a cambiar su look.

Aunque al principio la esposa de Icardi se mostró misteriosa, finalmente contó que iba a teñirse el cabello, aunque sin decir qué color se iba a hacer. Luego de varios minutos, la mediática mostró una foto de su cabellera castaña, y a la foto, le agregó un picante mensaje: “Los cambios son para los valientes, los cobardes no cambian nada”.

Wanda Nara cambió su color de pelo y lo anunció en Instagram.

La novedad del cambio de look surgió de repente, cuando Nara publicó una historia en la que mostraba que su peluquero, Kennys Palacios, había preparado un pote con tintura. Después de eso, la ahora morocha mostró los últimos mechones de su cabellera, lo que dejaba ver que se había cambiado el color de pelo.

Nara anunció su cambio de look con una foto de la tintura para pelo.Contenta con su nuevo estilo, la ex rubia subió algunos videos y fotos de su actual apariencia, y sin miedo ni vergüenza, le preguntó a sus seguidores qué le parecía. “Es peluca Wan”, escribió una, mientras que otra le comentó que se parecía mucho a su hermana Zaira Nara.

“Te pareces a Charlotte”, sumó otra persona, mientras que un poco agresiva, otra chica dijo: “Te teñiste el pelo nada más, tampoco descubriste América”.

Aunque ella no lo confirmó, trascendió que el cambio de imagen se debe a que fue elegida para ser la protagonista de una campaña publicitaria de una famosa firma de productos para el cabello.

Por ahora, Icardi no hizo ningún comentario sobre el nuevo color de pelo de su esposa, lo que era de esperarse ya que no pasa por su mejor momento futbolístico, sobre todo porque hace casi dos meses que no juega en su club debido a los cortocircuitos que hay entre el jugador y los dirigentes del Inter de Milán.

Además, se acaba de quedar afuera de la nueva convocatoria de la Selección Argentina, cosa que aunque parecía probable, sorprendió bastante a los hinchas del jugador.