La revancha deberá esperar

Mundial Senior Femenino

505

La selección Argentina no pudo con la efectiva selección Española y terminó perdiendo 8 a 5 y no pudo tomarse revancha de la final perdida en el mundial pasado.

Ellas se lo debían. Lo habían buscado al título con armas leales y llegaron a la final con la convicción que se podía. Sin embargo el último escollo antes de abrazarse con la gloria no se puedo sortear y otra vez debió conformarse con el segundo puesto.

Argentina se topó con un rival que colectivamente funcionó mejor, que neutralizó a las jugadoras fundamentales de Otiñano y desde lo estratégico hizo un partido impecable y sin errores.

En cambió Argentina decidió apostar por las individualidades a partir de encontrarse perdiendo a los 3 minutos por intermedio del gol de Berta Busquets.

A partir de la desventaja, (La primera que se daba en el campeonato) le costó resolver con tranquilidad el problema y si bien es cierto que encontró el empate por intermedio de Agudo, rápidamente se le fue la alegría cuando Marta González marcó el segundo.

Una vez mas tuvo que salir a batallar de nuevo para alcanzar a las españolas. Y esta vez demoró la igualdad. La presión en la marca y el orden de las locales fueron un impedimento importante.

Pese a todo otra vez Agudo lo igualó.
Cuando se iba el primer tiempo un error en la salida de Argentina le permitió a Laura Puigdueta sacar en ventaja a España.

En el complemento otra vez las Águilas lograron igualar el encuentro por intermedio de Lorena Rodríguez y una vez más la ilusión se encendía para las dirigidas por Jorge Otiñano.

Sin embargo España estaba mas lucida para entender el juego pero sobre todo mas tranquilas y en 27 segundos volvía a ponerse en ventaja con el gol de Busquets. Ese golpe fue duro y el del casi nocaut llegó apenas un minuto y medio después con el quinto tanto de Marta Gonzalez.

Con el 5 a 3 abajo, se le hizo todo cuesta arriba para la Argentina. Las chicas no bajaron los brazos y aunque sin la claridad fueron a buscar el descuento. Lo consiguieron con Luciana Agudo, pero las locales estaban con toda la fortuna y volvieron a sacar ventaja y con dos arriba se les hizo mas fácil aprovecharse de la debilidades que presentaba Argentina para terminar cerrando el marcador con un 8 a 5 casi inapelable, pero no olvidable porque dentro de dos años la revancha puede ser en casa.