El costo de vida se desaceleró notablemente en comparación con el pico de 5,9% que había mostrado en el mes de septiembre a causa de la devaluación.

La inflación de octubre se desaceleró al 3,3% -mucho más de lo que esperaban analistas-, sin embargo el acumulado de 2019 llegó al 42,2%, según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).
Según analistas, los precios se desaceleraron en el décimo mes del año porque después de remarcar con fuerza tras la devaluación de agosto, los formadores de precios se quedaron con poco margen para seguir aumentando y el dólar estuvo más contenido.
Cabe destacar que el costo de vida se desaceleró levemente luego de que en septiembre se disparara al 5,9%. La perspectiva es otra para noviembre, ya que se notó mayor movimiento en los precios de alimentos y bebidas, de acuerdo con las empresas que realizan monitoreo de precios. A eso se sumará el incremento previsto desde este jueves en los precios de los combustibles, ya que termina el congelamiento que había dispuesto el Gobierno aunque a principios de septiembre había habilitado un incremento del 5%. La desaceleración de precios de octubre es entonces coyuntural ya que en noviembre se anticipa una remarcación de precios en los supermercados en torno al 15% a lo que habría que sumar los aumentos en combustibles, que repercuten sobre todo la cadena de comercialización. Aunque en noviembre el dólar sigue calmo, no frenaron los incrementos en alimentos y otros productos básicos, a lo que se sumará el aumento en las naftas.
La Fundación Libertad y Progreso estimó la suba de precios al consumidor para noviembre en torno al 4,8%, mientras que otras consultoras privadas también proyectan alzas en torno a ese número.
Para noviembre los participantes del REM, la encuesta que mensualmente realiza el Banco Central esperan una tasa de inflación de 4,1% mensual, con una trayectoria en leve descenso para diciembre, con una suba proyectada de 4,0% mensual. Para el acumulado de 2019, los analistas estimaron una inflación a nivel general de 55,6% y 59,5% en el índice núcleo y para 2020, la expectativa de inflación de los analistas se ubicó en 42,9% para el nivel general y 42,5% en el núcleo.