Fue la región con mayor incremento de precios minoristas. A nivel nacional, el aumento del costo de la vida fue del 2,2% durante el mes pasado.

En medio de la fuerte devaluación post-PASO, el INDEC informó este jueves que la inflación se desaceleró al 2,2% en julio, y se convirtió en la más baja del año, ratificando el descenso de precios que se venía acentuando mes a mes.
Con esta suba, entre enero y julio la inflación minorista alcanzó al 25,1%, y en los últimos doce meses el 54,4%.
La región de Cuyo registró el mayor aumento con el 2,8%, seguida por la Patagonia con el 2,5%, mientras que la del Noreste fue de 1,9%.
Esta tendencia, sin embargo, se revertirá cuando dentro de 30 días se conozca el IPC de agosto, luego de la brusca devaluación del peso en los últimos días.
Con el dato de julio, el acumulado de los primeros siete meses del 25,1%, supera la meta del Poder Ejecutivo, que proyectaba 23%.
El rubro “salud” se destacó con un alza mensual del 4,1%, seguido por “recreación y cultura” con un alza del 3,9%, señaló el ente de estadísticas.
Julio fue el cuarto mes de bajas seguidas. Economistas del sector privado había proyectado que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del séptimo mes del año se ubicaría en 2,5%.
A nivel nacional, la suba de julio estuvo impulsada por el alza del 2,3% en Alimentos y Bebidas, 4,1% en Salud; 3,9% en Recreación y Cultura, relacionado con las vacaciones de invierno, destacó el Indec.
En junio la inflación oficial fue de 2,7%. Esa cifra ratificó una desaceleración por tercer mes consecutivo.
En el caso de la Región de Cuyo, el acumulado de la inflación minorista también alcanzó el 25,1% entre enero y julio pasados.
En los ultimos doces meses, la inflación totaliza en nuestra región un acumulado del 55,6%, superando también la inflación nacional que mide el Indec.
En Cuyo durante el mes pasado, las mayores subas se dieron en el rubro Restaurantes y Hoteles, con el 5,8%, Recreación y Cultura 4,4%, Vivienda, agua, gas, electricidad y combustibles 4,1% y Salud 3,8%.
Los rubros que menos aumentaron en la nuestra región fueron en cambio prendas de vestir y calzados 0,5%, bebidas alcohólicas y tabaco 0,6% y educación 1,1% mientras que alimentos subieron 1,9%.

La calma que precede al huracán: Consultores miden una inflación superior al 5% para agosto

La inflación retomó su peligroso ascenso nuevamente tras la devaluación de los primeros días de esta semana. Este mes en curso la medición puede ubicarse encima de un 5 % pronostican algunas consultoras privadas.. El 40% anual que palpitó el último REM ya es el nuevo piso. La palabra final la tendrá el dólar, que ayer escaló más de 8%.
“Hay que frenar esto ya”, dijo Guido Lorenzo (LCG). “El dólar es el que rige el resto de los precios de la economía y no parece encontrar techo”, agrega. ¿Cómo cerrará 2019? “Depende adonde vaya el dólar, pero con un cierre en $65 del tipo de cambio, la inflación de 2019 podría empezar con 6”, dice. Son proyecciones en un contexto de elevada volatilidad y sin anclas, un sustrato fértil para el pass-through (pase de la devaluación a precios) y la anomia nominal.
“La inflación va a subir, y mucho”, coincide Matías Carugati desde Management & Fit. “Hasta donde va a depender de donde frene el tipo de cambio, pero lo de esta semana no va a ser gratis y el contexto de desanclaje de expectativas e incertidumbre total eleva el pass-through fuertemente”, dice y agrega que hay “riesgos importantes de pasar a un régimen inflacionario peor al que ya tenemos”.
“En los próximos meses hay que esperar más inflación, en la zona de 4%-5% mensual. El tema es que luego se modere, pero es cada vez más difícil”, dice Eric Ritondale (Econviews) ante El Economista, que observa como una “mala señal” el pedido de la CGT de acortar los plazos de las paritarias.