La producción industrial sufrió en mayo una brusca caída del 26,4% con relación a igual período de 2019, por impacto de la cuarentena aplicada para frenar la pandemia de coronavirus, y seis de cada diez empresarios creen que la situación seguirá mal entre junio y agosto, informó ayer el INDEC.

El sector automotriz fue el más golpeado, con una caída del 73,8%, seguido por motos, 72,6%, y producción de prendas de vestir y calzado, 67,9%.
En este escenario tan complejo, el 61,6% de las empresas consultadas por el INDEC estimó que la actividad seguirá en caída entre junio y agosto próximo.
El Índice de Producción Industrial (IPI) soportó en los primeros cinco meses un retroceso del 16,3% con relación al mismo período de 2019.
No obstante, en mayo el índice arrojó una variación positiva de 9% respecto de abril, en parte por la flexibilización del aislamiento social, en especial en el interior del país.
La industria había logrado una variación positiva interanual de 1,5% en diciembre último, después de casi dos años de continua recesión, pero a partir de ahí volvió a los indicadores negativos, hasta sufrir en abril último un récord histórico de una caída del 33,4%.
El rubro de Alimentos y Bebidas registró en el quinto mes del año solo una caída del 5,4% en comparación con mayo del año pasado, ya que continuó en actividad al ser considerado “esencial”, donde la principal incidencia positiva en el mes bajo análisis se registra en la elaboración de vino, que presenta en mayo un incremento interanual de 10,0%. Según datos del anticipo de comercialización del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), disponibles al cierre de este informe, la comercialización de vino al mercado interno, medida en hectolitros, registró en mayo de 2020 una disminución interanual de 3,5%, mientras que las exportaciones de vino fraccionado y a granel registraron una suba interanual de 39,4%.
El volumen destinado al mercado externo representó, en mayo de 2020, el 29,2% del total de vino comercializado. En el mes bajo análisis, la mayor exportación de vino se explica principalmente por la exportación de vino a granel, de color y sin mención varietal.
Las principales incidencias negativas en el mes citado, se observan en preparación de frutas, hortalizas y legumbres y en gaseosas, aguas, sodas, cervezas, jugos para diluir, sidras y bebidas espirituosas.
Respecto a los productos minerales no metálicos disminuyen 48,9% en mayo pasado, en comparación con el mismo mes de 2019, debido a las caídas en la fabricación de materiales para la construcción, registrando la elaboración de artículos de cemento y de yeso y productos de arcilla y cerámica no refractaria las principales incidencias.
La fabricación de artículos de cemento y de yeso muestra una caída interanual de 62,7% en mayo de 2020, como consecuencia principalmente de la menor elaboración de hormigón elaborado. En efecto, según datos del ISAC, el consumo interno de hormigón elaborado registra una disminución de 86,5% en mayo del corriente año, en comparación con el mismo mes del año pasado.
Los productos de arcilla y cerámica no refractaria disminuyen 78,7% en mayo de 2020, en comparación con el mismo mes del año pasado. De acuerdo con datos del ISAC, en mayo de 2020 se evidencian caídas en el consumo interno de ladrillos huecos (-39,0%), pisos y revestimientos cerámicos (-28,5%) y artículos sanitarios de cerámica (-15,8%), con respecto al mismo mes del año anterior.
La producción de cemento muestra una caída interanual de 29,8% en mayo de 2020. El consumo interno de cemento disminuye 32,8% en el mes bajo análisis respecto al mismo mes de 2019. Apenas el 11,7% de los empresarios consultados estimó que la producción aumentará entre junio y agosto, y el 26,7% restante estimó que el nivel de la actividad no sufrirá cambios en ese período.