La matrícula de la educación privada es de más de 50.000 alumnos, por lo que habrían migrado al Estado más de 5.000 alumnos.

Ayer, en el Centro de Convenciones Barrena Guzmán, se llevó a cabo el acto del día provincial de la Educación Privada. Dicha celebración se hace en homenaje a José Manuel Estrada y se instituyó en San Juan en 1994.
Del acto participaron referentes de las distintas escuelas de educación privada que operan en la provincia. De acuerdo a lo que expresó la directora de Educación Privada del Ministerio de Educación, Alicia Bernardini, “este sector de la educación se vio afectado por la crisis”. Según los calculos oficiales alrededor del 10 por ciento de la matrícula de alumnos de la educación privada migraron a la estatal, por problemas de no poder afrontar el pago de la cuota de los colegios privados”. De esta forma se desprende que más de 5000 chicos de la escuela privada hoy están en las aulas del estado, entendiendo que la matrícula total de la Educación Privada es del orden de los 50 mil alumnos, en la educación formal y otros 7.000 en la educación no formal.
La directora del área manifestó que “los colegios han hecho un gran esfuerzo para poder mantener la matrícula, por lo que ampliaron el número de becas. También han hecho muchos esfuerzos esperando a los padres que deben números de cuotas, con la esperanza de que la situación económica de estos tiempos mejore”.
Por su parte, el Ministro de Educación, Felipe de los Ríos manifestó que “la educación privada da la posibilidad a los padres de elegir cual es la educación que quieren para sus hijos. Es por esto que encuentran múltiples posibilidades de enseñanza”.

El acto
La celebración de la Semana de la Educación Privada se desarrolla este año bajo el lema “La Paz es el motor de un pueblo justo y necesario”.
Es por esto que en la ceremonia estuvieron presentes representantes de diferentes cultos religiosos, que coincidieron en la importancia que tiene la paz para el crecimiento de los pueblos.
En ese sentido, Monseñor Jorge Lozano afirmó que “todos somos responsables del cuidado de la paz, es un capital, es un capital que siempre nos invita a más”. Agregó que “las distintas religiones son artífices de la paz, en la construcción de un mundo donde haya justicia y solidaridad”.