La familia de la adolescente aseguró que ese fue el resultado del informe forense. Desmienten la versión que pretende instalar la firma hotelera en la que ocurrió el deceso de la sanjuanina.

Melina Caputo tenia 17 años. Murió cuando estaba de vacaciones junto a sus hermanos, primos y abuelas en las playas de Bayahíde, en República Dominicana. El hecho causó una tremenda conmoción en su familia que debió apoyarse en las gestiones gubernamentales para poder repatriar el cuerpo de la adolescente. La tragedia ocurrió el 17 de agosto y después de 10 días de intensas gestiones, el cuerpo de Melina fue velado y sepultado en San Juan. Hasta ese momento, sus padres no hablaron de la causa del deceso, aunque desde el primer momento, trascendió que la niña había tocado un cable en una de las escaleras que daban a la playa y murió. Lo que hacía suponer que su deceso por recibir una fuerte descarga eléctrica.

Al mismo tiempo, desde la firma hotelera salieron a desmentir esa causa y señalaron que la muerte había sido por causas naturales. Ahora, que pasaron varios días y que autoridades de la Asociación de Hoteles Romana – Bayahíbe, a través de la prensa dominicana, continúan sosteniendo que Melina falleció naturalmente, la familia de la chica utilizó la red social Instragram donde expresaron: “Somos la familia de Melina y queríamos que siga viviendo joder. Necesitamos que nos ayuden, la prensa dominicana dice que falleció por un paro cardíaco pero su autopsia dice lo contrario, electrocución. Estamos todos rotos, por favor compartan Dios existe y los ama”.

La familia Caputo busca echar luz al caso que tendría como responsables de la muerte de la menor las autoridades del hotel donde estuvo pasando unos días de vacaciones.