José Zucardi.asumirá la presidencia de la COVIAR el 7 de marzo.

El 7 de marzo próximo durante el desayuno de la Corporación, se hará el traspaso. Además 6 entidades dejaron la COVIAR

El reconocido empresario vitivinícola José Alberto Zuccardi será el próximo presidente de la Corporación Vitivinícola (Coviar) y sucederá en el cargo a Ángel Leotta, titular de la Cámara Vitivinícola de San Juan. El traspaso de mando y la asunción se llevará a cabo el próximo 7 de marzo durante el tradicional Desayuno que la Corporación realiza en el marco de las celebraciones por la Fiesta Nacional de la Vendimia, en Mendoza.
El bodeguero mendocino, además de ser un reconocido empresario local, preside la Unión Vitivinícola Argentina y, en adelante, será el encargado de dirigir los destino de la Coviar, en uno de sus momentos más complicados.
“Si bien es un miembro histórico en el Directorio de COVIAR, la designación de Zuccardi por los próximos tres años es consistente y sienta las bases de continuidad de una visión a futuro de la vitivinicultura que apuesta a la diversidad de actores y su vinculación con la tierra, a la pluralidad de intereses y a su compleja articulación en una misma mesa de discusión”, definieron desde la entidad.

6 entidades abandonaron la COVIAR
En medio de una fuerte interna dentro de la Corporación Vitivinícola Argentina, seis entidades que la componen, Bodegas de Argentina, Centro del Viñateros y Bodegueros del Este, la Cámara de bodegueros de San Juan, Carpa de la Rioja, entre otras, se despegaron de la entidad, y pidieron cambios, que según ellos mismos plantean, no tuvieron respuesta alguna.
La fuerte interna estalló durante la firma del acuerdo Mercosur – UE, allí Bodegas de Argentina se despegó de las dudas que se plantearon y plantó su primera bandera. Pero luego en una carta enviada a Angel Leotta, ex presidente de la Corporación, se dejó puesta sobre papel la posición.
Allí se sostuvo que se oponían al uso de la institución como entidad gremial empresarial de segundo grado. Se indicó que “la COVIAR ha perdido su Norte”, alejándose de sus objetivos genuinos y se criticó el uso del presupuesto.