Las críticas positivas, la excelente actuación de Joaquin Phoenix y la dirección de Todd Philips lograron ser el filme más elegido por los espectadores.

Según la Forbes, Joker ya es la película basada en cómics más rentable de la historia. Hasta el momento, el largometraje ha ingresado 957 millones de dólares en todo el mundo, 15 veces más que el presupuesto de su producción: 62,5 millones de dólares. Cabe aclarar que la cifra no incluye otros gatos posteriores, como los dedicados a la campaña de marketing, pues este tipo de estadísticas solo se enfocan en la inversión durante el proceso de producción.

Joker logró destronar a La Mascara, película de 1994 protagonizada por Jim Carrey que había recaudado 351 millones de dolares, mientras que el presupuesto alcanzó los 23. El resto del ranking está conformado por Venom (854 millones en ingresos y 90 de inversión), Batman (411 millones en ingresos y 35 de inversión) y Deadpool (783 millones en ingresos y 58 de inversión).