El peligroso delincuente fue atrapado luego de que se metiera a una vivienda, donde estaban sus moradores. Intervino la UFI Nº 2.

Un peligroso delincuente rompió una puerta para meterse a una casa donde estaban sus moradores para asaltarlos. En eso apreció uno de los dueños y el extraño habría manifestado que vendía bolsas pero no pudo explicar como había entrado a la vivienda. El llamado a la Policía no se hizo esperar. Un cabo que patrullaba la zona acudió rápidamente y tras perseguir al sujeto, lo aprehendió en medio de los lugareños que querían lincharlo.
Esto ocurrió el miércoles último, a eso de la 20.00.

El delincuente, identificado por la Policía como Jorge Hugo Rivera (37), irrumpió violentamente en una vivienda ubicada en calle Estados Unidos entre San Luis y avenida Libertador San Martín, en Capital.
En el interior estaba la familia Quintana. Todos en la zona se vieron sorprendidos por la presencia del extraño. El sujeto al verse descubierto desistió de la maniobra delictiva y salió corriendo. Para ese entonces el cabo Mauro Martínez, a bordo de la moto Capital 9, de la Regional Capital, a cargo del Crio. Oscar Agüero, fue alertado mientras patrullaba por las avenidas Libertador San Martín y Rawson y acudió con tanta prisa que pudo perseguir al malviviente -algunos vecinos también iban detrás del individuo y lo pudo reducir y atrapar en calle San Luis y Patricias Sanjuaninas.

Mientras llegaba otra patrulla para trasladar al delincuente, los lugareños querían golpear al detenido debido a la bronca e impotencia que sentían por lo ocurrido. En el lugar, se presentó la ayudante fiscal Valentina Bucciarelli y se le dio inicio al procedimiento de Flagrancia.

Trascendió que Jorge Hugo Rivera, es oriundo del barrio Noroeste III, de Santa Lucía y que hace un mes salió del Penal, donde estuvo purgando una condena. Este delincuente es dueño de un abultado prontuario en el que constan numerosos delitos contra la propiedad y hasta un homicidio por lo que fue tildado de “peligroso”. Se sospecha que al momento de intentar la entradera, habría contado con apoyo de otros sujetos en la zona ya que los vecinos manifestaban haber detectado un automóvil que salió raudamente cuando Rivera emprendía la fuga desde la casa a la que había entrado.