Heridos y detenidos en protestas contra medidas de gobierno

SERBIA

394

Manifestantes de extrema derecha se enfrentaron por cuarta noche con policías y protagonizaron nuevos desmanes que terminaron con 71 detenidos y 14 policías heridos, en el marco de protestas que comenzaron cuando el Gobierno anunció una nueva cuarentena por el coronavirus.

 

El director nacional de policía, Vladimir Rebic, dijo a periodistas que los manifestantes trataron de ingresar anoche al edificio del Parlamento en Belgrado y que agredieron a los policías arrojándoles botellas, piedras y bengalas.

La policía respondió con gases lacrimógenos para dispersarlos, según imágenes de canales de TV locales.

Varios periodistas también resultaron heridos en la refriega, según informaron ellos mismos o los medios para los cuales trabajan.

Similares disturbios ya habían estallado dos veces durante esta semana. El jueves a la noche también hubo manifestaciones, pero sin violencia.

Las protestas comenzaron el martes, cuando el presidente del país, el conservador Aleksandar Vucic, anunció un estricto toque de queda para este fin de semana para contener un fuerte repunte en los casos de coronavirus.

Luego de dos noches de disturbios en Belgrado que dejaron un centenar de heridos y decenas de detenidos, Vucic dio marcha atrás con el toque de queda y en su lugar prohibió reuniones en Belgrado de más de diez personas y acortó el horario de actividad de los comercios.

Los manifestantes y parte de la oposición acusan a Vucic y a su Gobierno de haber ocasionado que el virus se descontrolara al permitir la celebración de actos masivos de cara a las elecciones parlamentarias del 21 de junio pasado, en las que su partido afianzó su control del Congreso.

Vucic rechaza las acusaciones, aunque no fue sino pocas semanas antes de los comicios que las autoridades relajaron las restricciones por el coronavirus, permitiendo no solo actos de campaña sino también partidos de fútbol con público, casamientos y otros eventos.