El Secretario General del Sindicato Médico, el Dr. Daniel Sanna, puso el acento en la separación de los cargos del Jefe de Terapia Intensiva de Adultos, Carlos Lezcano y la Jefa de Infectología Comité Covid, Sandra Ferrari.

“Es muy injusta la separación. Habrá que escuchar al Gobierno para saber cuales son los elementos que tiene para tomar esa medida”, dijo. “A la doctora Ferrari no le explicaron porque la separaron del cargo. No hay motivos. Creemos que la cuestión tiene otro trasfondo”, afirmó.
“No podemos aceptar que se corten cabezas o se usen chivos expiatorios para desviar atenciones y que no asuman responsabilidades los que las tienen que asumir. Los responsables son las autoridades hospitalarias porque ellos no desconocen lo que pasó”, aseguró antes de contar que la comunicación a los dos profesionales fue de forma verbal porque la resolución llegó después.
Planteó que en ocasión del vuelo sanitario que trajo de Buenos Aires al tercer paciente contagiado de Coronavirus “ dejó algunas dudas que se plantean en relación al cumplimiento de los protocolos, gente que está en aislamiento y otra que no”. Expresó que los médicos que lo asistieron ellos mismos pidieron ir a aislamiento, pero los enfermeros y el personal del 107 no lo hicieron”. Indicó que se expusieron porque el paciente no llegó en calidad de presuntamente sospechoso de Covid – 19.
Sanna expresó que “desde el punto de vista sanitario veníamos bien, pero hay muchas cosas por corregir y en forma urgente”.
Entre las cosas que motivaron el reclamo enumeró cuatro puntos. “El recorte salarial a un servicio esencial, los equipos de protección personal (EPP) que no se están entregando en tiempo y forma y tampoco se certifica la calidad de acuerdo a lo que exige ANMAT. También los recursos humanos porque hay servicios donde la merma es muy grande”.
Agregó que “estamos para cuidar a la gente, pero no nos pueden descuidar a nosotros y a nuestras familias”.
Aseguró que en forma conjunta con Asprosa (Asociación Sindical Profesionales de la Salud de San Juan), solicitaron una audiencia con el Gobernador que esperan sea concedida en los próximos días, pero aclaró “Si no entregan los equipos de protección personal como corresponde no se va a trabajar porque no están obligados a hacerlo”.
Y concluyó con la frase: “estamos convencidos que las medidas van a caer por su propio peso”.