Hay alrededor de 6.000 estudiantes desvinculados de sus escuelas

DEJARON DE IR O LO HACEN INTERMITENTEMENTE

284

Según cifras oficiales 4000 son del sector primario y el resto del secundario que no completaron sus guías o lo hicieron de manera intermitente. A raíz de la última reunión del Consejo Federal de Educación, desde las provincias se salió a censar a estos estudiantes para buscarle alternativas para que regresen al sistema educativo formal.

De acuerdo a lo que explicó la directora de Gabinetes del Ministerio de Educación de la provincia, Mónica Gutierrez, se está haciendo un relevamiento para que los alumnos que tienen una vinculación irregular o que la perdieron con la escuela, a raíz de los efectos de la pandemia sobre las familias, de alguna manera vuelvan a restablecer el vinculo. De acuerdo a declaraciones del Ministro de Educación de la Nación, Nicolas Trotta, hay aproximadamente un millón de estudiantes desvinculados en todo el país.
En el caso de San Juan, la matrícula de estudiantes es de 241 mil chicos. No de desvinculación total sino de intermitencia, se trata de estudiantes que van en algunos momento y en otros no. También están los que fueron al principio de año, se matricularon y no han vuelto a la escuela”, dijo Gutiérrez.
La funcionaria explicó que “se ha determinado que en cada uno de los niveles hay estudiantes que han tenido trayectorias intermitentes o que han estado poco cerca de la escuela”. Ante esto el Concejo Federal de Educación pidió que en los distintos distritos, se salga a buscar las razones por las que los chicos no están en la escuela. “Nosotros esto ya lo veníamos trabajando desde el inicio de año, en la revinculación de los estudiantes”. “Lo que se pretende es que en la segunda parte del año esté todo ordenado”, dijo la funcionaria.
En ese sentido es que equipos técnicos de Educación han salido desde el miércoles a buscar a los estudiantes en esta situación irregular.
Si se suma la cantidad de estudiantes con problemas en el vínculo con la institución educativa, la licenciada Gutiérrez, afirmó que “si se toma la cantidad de 241 mil estudiantes, el impacto ha sido menor del esperado porque la pandemia ha pegado muy fuerte”.
En ese sentido la funcionaria afirmó que “6000 estudiantes es un número respetable, que no se nos desborda y que lo podemos trabajarlo. Podemos buscar el recurso a través de otras instituciones para dar respuestas. La idea no es saber quienes son y cuales son los motivos de los estudiantes, sino también articular con los estudiantes si tienen una situación específica que les esté afectado la presencialidad en la escuela buscar con alguna institución de la comunidad para que los estudiantes sigan”.
A nivel ministerial se han implementado alternativas para apoyo de los estudiantes tales como el programa PRASIR. “El martes se articuló con los estudiantes de educación superior que tienen que hacer prácticas en terreno que las puedan hacer en los ámbitos territoriales -cic, uniones vecinales,clubes- donde se puedan instalar y ser apoyo a los estudiantes que lo necesiten”. Vale marcar con esta alternativa de los estudiantes que están haciendo las prácticas profesionales en terreno, se suman 700 capacitores en todo el territorio provincial.
“Es por ello que harán una apoyatura con una base pedagógica establecida por el Ministerio de Educación para acompañar a todos estos estudiantes que tienen mayores debilidades”.

CIFRA

234: profesionales de gabinetes saldrán a la calle a buscar alumnos que tienen problemas de vinculación con sus escuelas.

LOS MOTIVOS

La directora de Gabinetes del Ministerio de Educación explicó que son muchos los factores por los que los alumnos tienen una vinculación irregular con la escuela. Entre los que figuran “complicaciones laborales y socioeconómicas de los padres; cuestiones pedagógicas concretas. A esto se suman problemas de conectividad”. Además se han detectado situaciones donde “familias enteras tenían en virus donde hubo gente internada y los chicos solos”.
De hecho este combo de situaciones adversas “hizo que los alumnos tengan una intermitencia en la presencialidad o que no vayan a la escuela”.