La Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS) acordó un aumento salarial del 30% anual, con una cláusula gatillo que obliga a los empresarios a renegociar el acuerdo si la inflación supera la mejora salarial acordada.

El aumento acordado con las cámaras del sector es retroactivo a abril último, regirá hasta el mismo mes del año próximo y eleva el sueldo mínimo para un empleado de comercio paso a 35.510 pesos.

El gremio de comercio, sector en el que se desempeñan más de un millón de trabajadores, resaltó que el acuerdo “contiene una cláusula gatillo de garantiza que se reanudaría la negociación en el caso de que la inflación supere el porcentual acordado”.

La mejora salarial para los empleados mercantiles se ubica 15 puntos porcentuales por debajo de la inflación que pronostican las consultoras privadas del 46% para todo el año, lo cual obligará a una apertura de las paritarias.

El gremio, que lidera el sindicalista Armando Cavalieri, explicó en un comunicado que “el porcentual acordado conjuntamente con las tres cámaras empresariales del sector establece un incremente del 30% anual respecto de las remuneraciones percibidas hasta la fecha.
El comunicado de la FAECyS aclara que el aumento salarial “El mismo será abonado por ajustes bimestrales desde abril 2019 en adelante”.

Cavalieri celebró el acuerdo y señaló que “en un marco inflacionario, la actualización salarial y la cláusula de garantía permitan resguardar el poder adquisitivo de más de un millón de trabajadores y trabajadoras”.