Lo sabemos e incluso lo asumimos de manera obligatoria. Google está al tanto de lo que hacemos en nuestros dispositivos, aplicaciones y servicios, pero es posible que no seamos verdaderamente conscientes de cuánto se extiende el alcance de su seguimiento.

Google sabe a los lugares a los que vas, las compras que haces y mucho más. Ahora mismo no es más que un conjunto enorme de datos, pero Google puede acceder a ellos cuando considere. Lo bueno es que tú también. Puedes tomar control sobre lo que Google recopila sobre ti y durante cuánto tiempo lo guarda.

En última instancia, tienes tres opciones: confiar en que Google utilizará todos estos datos de manera responsable, no usar los servicios de Google o limitar la información que puede recopilar. Como los dos primeros son básicamente binarios, nos centraremos en esa tercera opción.

En la web

El mejor lugar para comenzar a tomar control de tus datos almacenados por Google es la página de Controles de actividad de tu propia cuenta. Para poder verlo, tendrás que haber iniciado sesión en Google en su navegador, y ese enlace te llevará directamente. Como verás, los datos que Google almacena se dividen en seis secciones. Puedes desactivar el seguimiento en cualquiera de ellos usando los interruptores que se ven en la pantalla.

Las dos secciones principales, etiquetadas como ‘Actividad en la web y en Aplicaciones’ e ‘Historial de ubicaciones’, son las más grandes. La primera, es todo lo que haces en la web mientras estás conectado a Chrome, todo lo que buscas mientras estás conectado a Google y todo lo que haces dentro de las aplicaciones de Google. Si entras, verás las páginas web que has visitado, las búsquedas que has hecho y hasta las aplicaciones que has abierto en tu teléfono Android.

Para eliminar todo, selecciona el enlace ‘Eliminar actividad’. Luego puedes seleccionar el intervalo de fechas y los productos que desees. Si lo seleccionas todo, eliminarás todo lo que Google tiene sobre ti en esta categoría.

Otra opción, es hacer que Google borre automáticamente todo lo que tenga más de tres meses o más de 18 meses. Aún no está disponible, pero ‘Elegir para eliminar automáticamente’ llegará pronto, según Google.

La segunda sección, ‘Historial de ubicaciones’, que en gran parte recopila datos de tu teléfono, funciona de manera un poco diferente. Nuevamente, puedes seguir el enlace ‘Administrar actividad’ para ver y editar los datos que Google ha almacenado, pero en este caso, los registros se muestran en un mapa; podrás ver los lugares en los que has estado y las fechas específicas.

Para borrar estos datos de los registros de Google, haz clic en el icono de la papelera en la esquina inferior derecha. Para borrar un lugar individual del registro, haga clic en los tres puntos junto a él y elija ‘Quitar parada del día’.

¿Y en el móvil?

Es la principal fuente de nuestros movimientos para Google aunque obviamente también lo rastrea a través de sus aplicaciones, Gmail, Google Docs, Google Maps, tal como lo hace en la web.

En Android, puedes abrir Configuración y luego elegir Google para modificar algunas opciones de seguimiento de datos. Ve a ‘Cuenta de Google’ para acceder a las páginas que ya hemos visto anteriormente, pero en el teléfono; haz clic en ‘Anuncios’ para elegir si quieres recibir o no anuncios personalizados en tu teléfono; o ve a ‘Buscar’, ‘Asistente y Voz’ para ver lo que Google Assistant tiene ya sobre ti. Verás que las las compras y reservas aparecen aquí también.

Pero el meollo es la ubicación. Haz clic en ‘Ubicación’ en el menú para desactivar completamente el seguimiento del dispositivo Android que uses. Si prefieres restringir esto en una aplicación por aplicación, sigue este camino: Aplicaciones y notificaciones > Avanzado > Permisos de la aplicación. Desde allí, puedes especificar qué aplicaciones pueden acceder a tu ubicación, cámara, contactos y más opciones.

En iOS, Google no tiene tantos tentáculos agarrados al sistema operativo, como es lógico. Si abres la aplicación Google para iOS, haz clic en los tres puntos de abajo a la derecha y luego, Privacidad y seguridad. Ahí, puedes impedir que Google rastree tu ubicación en este dispositivo en particular.

Para hacerlo aplicación por aplicación, dirígete a la pantalla principal de Configuración de iOS. En Privacidad y servicios de ubicación, busca la aplicación concreta que quieras y elige si otorgar permiso para que vea tu ubicación todo el tiempo, solo cuando la aplicación se está utilizando, o nunca.

Al igual que en el escritorio, en el teléfono puedes abrir una ventana de incógnito para que no recuerde tus búsquedas. Y si no quieres que Google sepa dónde estás, existe la opción de apagar el teléfono si ninguno de nuestros consejos te ha convencido.