Es parte de los U$S 4571 millones que tomaría del BCRA antes de renegociar con bonistas.

Con el fin de dar una señal de tranquilidad a los acreedores, el Gobierno tomó ayer US$ 1.326 millones en reservas del Banco Central para destinarlos al pago de vencimientos de deuda.

El Poder Ejecutivo dispuso emitir una Letra del Tesoro Nacional que será suscripta por el Banco Central, a diez años de plazo.

La medida se formalizó por medio de la resolución conjunta 5/2019 de las Secretarías de Finanzas y de Hacienda, publicada en el Boletín Oficial.

Forma parte de los US$ 4.571 millones que el Gobierno anticipó que tomaría de reservas para cancelar deuda pública, antes de tratar de cerrar una renegociación con los bonistas a fines de marzo próximo.

El lunes, el Tesoro había pagado US$ 850 millones por los vencimientos de un bono “discount” y el denominado “centenario”.

En detalle, saldó US$ 98 millones de intereses del Bono Internacional de la República Argentina en dólares 2117, que está íntegramente en manos de tenedores privados.
También abonó vencimientos por US$ 752 millones de títulos Discount.

El artículo 61 de la ley 27.541 autorizó al Gobierno a emitir letras denominadas en dólares estadounidenses por un monto de hasta US$ 4.571 millones, a diez años de plazo, con amortización íntegra al vencimiento.

Devengará una tasa de interés igual a la de las reservas internacionales del Banco Central para el mismo período y hasta un máximo de la tasa LIBOR anual menos un punto porcentual.

Según dispone la ley, los intereses se cancelarán semestralmente.

“Se considera pertinente la cancelación de los servicios de deudas denominadas en moneda extranjera, mediante la utilización de reservas en el marco de lo establecido en el Título IX de la citada ley, entregando como contraprestación al BCRA, Letras del Tesoro emitidas en dólares estadounidenses”, indicó la resolución publicada en el Boletín Oficial.

Así, el Gobierno se amparó en la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que autoriza a la Casa Rosada a usar reservas para afrontar obligaciones de pago de deuda.