Gobierno boliviano no descarta llamar a elecciones vía decreto

CRISIS POLÍTICA Y SOCIAL

102

El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, dijo este lunes que el Gobierno provisional no descarta llamar a nuevas elecciones mediante un decreto ante la falta de acuerdos con el Movimiento Al Socialismo (MAS) en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“Si vemos que hay dificultades para poder convocar a las elecciones, una de las sugerencias que va a hacer el Ministerio de la Presidencia a la señora presidenta (Jeanine Áñez) es que de manera inmediata convoquemos a elecciones a través de algún otro instrumento legal”, dijo a radio Panamericana.

La convocatoria a elecciones mediante decreto tiene jurisprudencia en el mandato del presidente provisional Eduardo Rodríguez Veltzé (2005-2006).

A una semana de la dimisión de Evo Morales a la Presidencia y posterior asunción de Áñez para la etapa de transición, las fuerzas políticas no logran ponerse de acuerdo e iniciar en la Asamblea la modificación al sistema legal electoral que permita llamar a elecciones dentro de 90 días.

“Nuestra voluntad no es quedarnos en el Gobierno más allá del lapso que establece la Constitución”, afirmó Justiniano.

Las elecciones generales del 20 de octubre se anularon debido a serias irregulares detectadas en el proceso electoral, por lo que los bolivianos deberán volver a las urnas para elegir al presidente, vicepresidente y legisladores para el periodo 2020-2025.

El MAS exige repliegue de las FFAA

Por su parte, el partido del renunciante presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, Movimiento al Socialismo (MAS), exigió el “repliegue” de las Fuerzas Armadas como condición para sumarse al diálogo propuesto por la mandataria autoproclamada de ese paí­s, Jeanine Añez.

Roxana Lizarraga, designada ministra de Comunicación por el régimen de Añez, convocó al diálogo polí­tico este domingo.

Los cocaleros estaban movilizados y la planta de combustibles de Senkata, en El Alto, permanecí­a bloqueada y amenazaba con el desabastecimiento en la capital, La Paz.

Las acciones son coordinadas por partidarios de Morales, que de esa manera presionan para que el gobierno saque a las Fuerzas Armadas de las calles, indicaban las últimas informaciones de las agencias internacionales. La diputada Sonia Brito fue vocera del MAS en una rueda de prensa.

Mientras tanto, otra legisladora, Betty Ya­quez, dejó en claro la vocación de diálogo de esa agrupación.

De su lado, el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, ofreció una curiosa interpretación del decreto que exime de responsabilidad penal a efectivos de las Fuerzas Armadas en relación con la represión de las protestas. Sostuvo que “de ninguna manera se transforma en una licencia para matar”.