El organismo internacional señaló ayer que la guerra comercial entre Estados Unidos y China hace peligrar la recuperación económica mundial prevista para la segunda mitad de 2019.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió el jueves que la guerra comercial entre Estados Unidos y China hace peligrar la recuperación económica mundial prevista para la segunda mitad de 2019.

Gita Gopinath, economista jefe del FMI, refutó directamente la afirmación del presidente estadounidense Donald Trump de que los aranceles son pagados por China y dan una ganancia inesperada al Tesoro de Estados Unidos, y de que su postura agresiva ayudará a reducir el déficit comercial con el gigante asiático.

En una publicación de blog escrita con su asistente, Eugenio Cerutti, y el economista Adil Mohommad, Gopinath alertó que el daño económico sería aún peor si Trump cumple con su amenaza de imponer aranceles elevados a todos los bienes importados de China, ya que eso “restará aproximadamente un tercio de un punto porcentual del PIB global en el corto plazo”.
A principios de abril, el FMI redujo su pronóstico de crecimiento global para 2019 a 3,3%, observando una desaceleración que afecta al 70% de la economía mundial. Sin embargo, optimista de que las principales potencias económicas mundiales alcanzaran un acuerdo, el Fondo esperaba un repunte en la segunda mitad de este año.

Pero las fricciones regresaron cuando el presidente Donald Trump acusó a Pekín de dar marcha atrás en los compromisos contraídos durante el año de negociaciones y, en represalia, más que duplicó los aranceles a importaciones chinas por 200.000 millones de dólares, elevándolos al 25%.

Pekín no quedó atrás, y a partir del 1 de junio prevé aumentar los aranceles a bienes estadounidenses por 60.000 millones de dólares.
Ademas, Trump planea imponer aranceles adicionales sobre unos 300.000 millones de dólares en importaciones del gigante asiático.

Si su amenaza se materializara, todas las importaciones de China (más de 539.000 millones de dólares en 2018) se verían afectadas.
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y otros funcionarios del Fondo han expresado en varias ocasiones su preocupación por la guerra comercial, pero el blog de este jueves presentó el tema con mayor urgencia.

“Si bien el impacto en el crecimiento global es relativamente modesto en este momento, la escalada más reciente podría mermar significativamente la confianza de los negocios y los mercados financieros, interrumpir las cadenas de suministro globales y amenazar la proyectada recuperación del crecimiento mundial en 2019”, indicó el texto.
“Este tipo de escenario es una de las razones por las que nos referimos a 2019 como un año delicado para la economía global”, añadió.

Crispación
Trump argumenta que su agresiva estrategia arancelaria busca reducir el desequilibrio comercial con China, que totalizó 379.000 millones el año pasado.
Pero Gopinath señaló que “los aranceles han reducido el comercio entre Estados Unidos y China, pero el déficit comercial bilateral se mantiene prácticamente incambiado”.