El Banco Central de la República Argentina (BCRA), junto con el Ministerio de Hacienda, decidió actualizar las metas de base monetaria originalmente establecidas, y aumentar el piso de la tasa de referencia a 78%, para hacer frente a la suba del riesgo país, a las dificultades para refinanciar las Letras del Tesoro y a la significativa depreciación del peso.

La entidad informó que modificará las metas de la base monetaria para contemplar un crecimiento del 2,5% mensual en septiembre y octubre.

A su vez, decidió elevar en septiembre el piso de la tasa de interés de las letras de liquidez (leliq) a 78% desde el actual 58% y agregó que lo bajará a 68% en octubre, según un comunicado emitido tras la reunión del comité de política monetaria (copom).

“El ministerio de hacienda y el bcra han tomado medidas para defender la estabilidad monetaria y financiera. estas medidas apuntan a que la economía pueda transitar de la mejor manera posible la incertidumbre actual”, indicó el comunicado de la autoridad monetaria.

“La aceleración de la inflación producida por la depreciación del peso implica una reducción en la oferta real de dinero, mientras que el nuevo régimen cambiario permite proyectar una demanda real de dinero sostenida”, explicó el bcra en un comunicado.

“A fin de evitar una contracción monetaria excesiva, en un contexto que ya presentaba una liquidez ajustada, se requiere actualizar las metas de base monetaria originalmente establecidas”, agregó.

La tasa de inflación de agosto alcanzó el 54,5% anual tras una fuerte devaluación de la moneda producto de la derrota que sufrió el presidente Mauricio Macri en las elecciones primarias que lo dejaron con escasas chances de lograr su reelección en los comicios de octubre.