El operativo policial se realizó en el marco de una causa que se inició por la viralización de material pornográfico infantil en Mar del Plata. El acusado no fue detenido por falta de pruebas: sospechan que borró casi todos los registros.


Un operativo policial realizado en una casa de la zona de la vieja terminal finalizó hoy con el secuestro de gran cantidad de videos y fotografías, en el marco de una investigación por distribución de pornografía infantil.

El allanamiento que llevó a cabo la Delegación de Drogas Ilícitas, Crimen Organizado y Cibercrimen por orden de la fiscal Graciela Trill está vinculado a una causa judicial que se inició de oficio a finales de la semana pasada, cuando se viralizó una denuncia en la red social Facebook contra el usuario de una cuenta de otra red social, de nombre Likee, en la que se publicaban imágenes de niñas menores de edad que el acusado captaba en distintas calles y sectores de Mar del Plata.

En ese contexto, los uniformados lograron identificar al sospechoso y el Juzgado de Garantías a cargo de Gabriel Bombini autorizó que se allanara su domicilio. Sin embargo, el hombre de 36 años -cuya identidad se mantuvo en reserva- no fue detenido por falta de pruebas.
Es que, según pudo saber LA CAPITAL, habría llegado a borrar gran parte del material en cuestión. De hecho, fuentes policiales señalaron que en el buscador Google de su computadora una de las opciones arrojadas por haber sido escogida recientemente era: “Cómo vaciar archivos”. De todas maneras, en las próximas horas se peritará el material secuestrado con el objetivo de analizar si existen pistas que puedan complicar la situación procesal del sujeto.

Entre los elementos incautados, explicaron los informantes, hay una computadora de escritorio, otra portátil, filmadoras, cámaras fotográficas, discos con contenido sexual, pen drives, y otros elementos de almacenamiento en los que el acusado guardaba fotografías que podrían incriminarlo.

Durante el operativo, el sospechoso fue notificado por parte de la propia fiscal Trill -presente en el lugar- de la formación de una causa judicial caratulada “producción y comercialización de material de menores de 18 años dedicado a actividades sexuales” en la que será investigado.