En su discurso manifestó su decisión de intervenir la Agencia federal de Inteligencia.”Nunca más una justicia contaminada por sectores de inteligencia”, dijo.  Derogará un decreto de 2016 al que consideró un lamentable retroceso. Los fondos reservados dejaran de ser secretos y serán destinados a financiar el plan Argentina contra el hambre.