Familiares de electro-dependientes reclaman por demoras de Nación

SITUACIÓN CRÍTICA

159
Carla Guzmán es una de las pacientes electro-dependientes sanjuaninos que sufren por las demoras de Nación para brindarles alimentos y medicamentos.

Los pedidos son por alimentos y medicamentos que necesitan urgente y no pueden afrontar los costos. El programa Incluir Salud, dependiente del Gobierno Nacional, derivó algunos casos a Desarrollo Humano Provincial. Hay medicamentos que cuestan más de $250.000.

Un grupo formado por 40 familiares de personas electro-dependientes provinciales reclama que desde Incluir Salud, el programa dependiente del Gobierno Nacional, no les dan respuestas en tiempo a forma a los pedidos de alimentos, medicamentos e insumos que venían cubriendo hasta principios de este año. A modo de respuesta, desde la repartición Nacional informaron a los familiares que debían iniciar nuevos expedientes en Desarrollo Humano de San Juan.

Según cuenta Dayana Montaña, “los chicos electro dependientes son olvidados por Incluir Salud”. Dayana es mamá de Mateo Alejandro Escudero, quien tiene hidrocefalia congénita.

“Mateo entró en septiembre con neumonía al Cimyn, en octubre le hicieron una traqueotomía, Mateo salía con internación domiciliaria, me dieron los papeles, en abril nos dan todo para su internación domiciliaria y desde mayo en adelante, nos empezaron a dar la mitad de los remedios de su internación domiciliaria”.

Agregó que “no nos dieron más materiales descartables, desde esa fecha todos los meses presentamos todo en tiempo y forma, nos devuelven los pedidos porque dicen que pedimos mucha cantidad de insumos y no es así, en los grupos donde estoy, me están donando insumos”.

“Mi hijo está más internado que en mi casa porque eso que hacemos es poco higiénico, según me dijeron todos los doctores que lo vieron”, señaló.

“Pedimos que el doctor auditor venga y vea si nos quedamos con insumos. Lo que cobramos con mi marido es para remedios y el tratamiento de Mateo, me parece injusto que hagan lo que están haciendo con Mateo y muchos chicos electro dependientes”, finalizó.

Expedientes que no salen

Por su parte, Graciela Espejo es la hermana de Facundo, de 24 años quien tiene parálisis cerebral de nacimiento. A los 13 años se le declaró una enfermedad pulmonar crónica por un virus hospitalario. Depende de 8 aparatos eléctricos para vivir, está conectado a un respirador artificial, a una bomba de alimentación, entre otros aparatos las 24 horas.

“Tenemos problemas con Incluir Salud, ya que Facundo depende del alimento Enteral e Incluir Salud dio una negativa. Es una lucha todos los días por los trámites para descartables, drogas y medicaciones de elevado costo. Necesita una medicación que está sobre los 250 mil pesos la dosis, me la estaba dando Incluir Salud y ahora me dicen que lo haga por Desarrollo Humano. Hace un año que inicié un expediente en Nación y no me salió, necesito una dosis urgente para este mes, me dijeron que ya no podían hacerse cargo porque esa droga es para pacientes fibro-quísticos, Facundo tiene la misma bacteria pero Nación no lo reconoce como tal, por eso me derivaron a Desarrollo Humano”.

“Facundo tiene enfermería las 24 horas, médicos, kinesiólogos, siempre hay trabas para muchas cosas que para este tipo de pacientes tienen que ser más rápidas porque son de alto riesgo”, finalizó.

A merced de donaciones

Otro testimonio es el de Yanina Guzmán, mamá de Carla, quien padece hidrocefalia, parálisis cerebral, bronco displaxia pulmonar y pubertad precoz. “Mi hija está conectada a un monitor, aspirador, respirador y a una máquina concentradora de oxígeno, tenemos una terapia en nuestra casa. Tenemos problemas con Incluir Salud y nos cubren internación domiciliaria. La última vez nos dijeron que no nos iban a cubrir más, y que nos pasáramos a Desarrollo Humano”, señaló.

“El problema es que me quedé sin alimento y mi hija sólo puede alimentarse por botón gástrico con un alimento especial, es un proceso juntar papeles, firmas, lleva entre 10 y 20 días, presenté todo y tengo que esperar un mes. Además Carla necesita drogas muy caras. Me estoy abasteciendo de alimentos por una donación que recibí desde FundaMe, vivo de changas, soy mamá soltera”.

“El problema es que se atrasan las cosas y no ven la necesidad inmediata. Aún estoy esperando el grupo electrógeno que nos prometieron desde Energía San Juan. Cada vez que hay viento Zonda vivimos con el corazón en la boca”, finalizó resignada.

FENADIS: “Hay abandono del Gobierno Nacional”

La Federación Sanjuanina de Discapacidad dio a conocer la grave situación del sistema de atención a personas con discapacidad, dependiente de Nación, en la Provincia de San Juan. Hoy habrá una reunión plenaria de FESANDIS a las 18 hs en la sede de ARID, en calle EE.UU. y Gral Paz.

Entre otros planteos, el comunicado expresa lo siguiente: “Un conjunto de cosas nos ha llevado a encarar diferentes reclamos en todos los ámbitos posibles, la provincialización del transporte y los débitos que se van conociendo de la factura de Marzo /19 de Incluir Salud que en algunos casos son cercanos al 70 % e impiden funcionar a las instituciones, ya que no pueden afrontar las más elementales obligaciones de funcionamiento, como el pago de sueldos, Afip, alimentación, servicios, etc., nos muestra una vez más el grado de descontrol, desconocimiento y vulneración de derechos que son capaces estos funcionarios del gobierno nacional.

Esta semana se presentó una impugnación a estas medidas arbitrarias no solo orientadas a afiliados de Incluir salud, ya que claramente está a la vista de todos que los más pobres son un experimento macabro que luego podrá ser trasladado a todo el sistema nacional, situación que se desprende de los dichos de varios funcionarios nacionales.

Una ley provincial bonifica la tarifa eléctrica

En marzo de este año, la diputada Graciela Seva, autora de la ley que define un régimen tarifario especial para los pacientes electrodependientes, celebró la reglamentación de la norma oficial.

“La ley crea para todo el territorio de la provincia un régimen especial en cuanto a la bonificación de un 100 por ciento de la tarifa. Los pacientes electrodependientes por cuestiones de salud van a tener esta bonificación en la factura. También se va a eximir del pago a los pacientes que soliciten los derechos de conexión”, expresó la legisladora en aquel momento.