El ex director ejecutivo para Argentina del FMI Héctor Torres sostuvo que el programa pautado entre el organismo y el ex presidente Mauricio Macri es “muy malo”, pero criticó al Gobierno de Alberto Fernández por rechazar los US$ 13.000 millones pendientes del acuerdo.

“El FMI es el principal acreedor de la Argentina y además tiene la condición de acreedor privilegiado. Es el primero en cobrar. Si no alcanza para todos, tiene que alcanzar para el Fondo”, indicó el especialista en medio de la llegada de representantes del organismo al país.
Dijo que él hubiese recomendado “mantener la línea crediticia que tiene la Argentina, los 13 mil millones que están pendientes del programa muy malo firmado por Mauricio Macri”. “Antes de negociar con los acreedores privados, lo más importante es tratar de mejorar el poder relativo del país”, analizó y apuntó: “Al Fondo le dijimos que no necesitábamos lo que nos debe”.
Dijo que es “un programa en el que cumplimos con todas las metas fiscales y monetarias, pero los objetivos más importantes del acuerdo, que eran reducir la inflación y recobrar el acceso al mercado de capitales, no se cumplieron”, evaluó Torres en diálogo con Radio Rivadavia.
Consideró que si se debe “negociar con acreedores básicos, lo primero que hay que hacer es reforzar el poder relativo que se va a tener en la mesa de negociaciones”.
Al ser consultado sobre si hay un plan económico, subrayó: “Tengo la sensación de que el Gobierno ha tomado medidas de emergencia. Claramente, medidas dirigidas a parar al país que estaba por caer en un abismo”.