La inflación esperada por la población para los próximos doce meses subió un 10%, desde abril pasado.

La expectativa de inflación de los consumidores argentinos para los próximos doce meses se disparó diez puntos porcentuales este mes respecto de abril al ubicarse en el 50%, por lo que alcanzó así un nuevo máximo desde que se elabora el indicador en 2006.
Así lo señaló el informe sobre expectativas de inflación del Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella.
La inflación esperada por la población para los próximos doce meses subió a 50%, desde el 40% registrado para el mes anterior, según la mediana de las respuestas.
Según el promedio, las expectativas de inflación aumentaron 7,1 puntos porcentuales respecto de la medición de abril de 2020 y se ubican en 47,4%.
De acuerdo al promedio y a la mediana de las respuestas, la inflación esperada por la población para los próximos doce meses alcanzó un máximo histórico desde que se realiza la encuesta de expectativas de inflación (agosto de 2006).
En los últimos cuatro años, la mediana de la inflación esperada fue de 30% en 19 meses, mayor a 30% en 5 meses y menor a 30% en 24 meses.
Tanto según la mediana como el promedio, las expectativas de inflación aumentan en las tres regiones: el Gran Buenos Aires, el interior del país y la Capital Federal.
En la distribución por nivel de ingreso, según la mediana, las expectativas de inflación aumentan para la población de ingresos altos y se mantienen para la de ingresos bajos.
Según el promedio, las expectativas de inflación aumentan tanto para la población de ingresos altos como para la población de ingresos bajos.
La inflación esperada, según el promedio, en Capital Federal marcó 47,4% (+3,6 puntos porcentuales), en el Gran Buenos Aires registró 47% (+9,3 p.p.) y en el interior del país anotó 48,2% (+5,3 p.p.).