“Estamos avanzando más rápido de lo que piensan”

RENEGOCIACIÓN DE LA DEUDA CON EL FMI

44

El presidente electo afirmó que su objetivo será afrontar todos los compromisos, pero que privilegiará que la Argentina “pueda crecer”.

 

El presidente electo Alberto Fernández reveló que ya se encuentra trabajando en la renegociación de la deuda pública, que será una de las más pesadas herencias que dejará el macrismo al finalizar su gestión.
Fernández aseguró que las conversaciones con los acreedores del país “están avanzando” y que la idea es flexibilizar los plazos de los pagos.
“Estamos avanzando mucho más rápido de lo que piensan los medios”, indicó el ex jefe de Gabinete este domingo. En la última semana, los mercados comenzaron a sentir incertidumbre acerca del eventual plan económico del Frente de Todos y sobre cómo se resolverá la cuestión del endeudamiento.
En campaña, Fernández había anticipado que se intentaría una extensión de los plazos, tanto para los acreedores privados como para el Fondo Monetario Internacional, con la promesa de no realizar quitas sobre el capital ni los intereses.
No obstante, diversos analistas no dejan de lado la posibilidad de que la nueva administración nacional plantee una quita, debido a la magnitud de las obligaciones que ahora debe enfrentar el país.
“Tampoco hay que salir corriendo, porque finalmente esto es una negociación. Cuando se negocia, se hace una estrategia para buscar las mejores oportunidades y el mejor momento para hacer las cosas”, afirmó Fernández. Durante el año 2020, Argentina enfrentará un panorama sumamente adverso desde el punto de vista financiero. Deberá realizar pagos por alrededor de u$S39.000 millones, lo que a primera vista aparece como impagable, sobre todo si el país no consigue nuevas fuentes de financiamiento.
Hay que recordar que, por el lado del FMI, se acordó un crédito stand by de auxilio por u$s56.300 millones, de los cuales se llegaron a desembolsar u$s44.000 millones. Entonces, el organismo decidió no facilitar a Mauricio Macri el resto de los fondos debido a la debacle hacia la que derivó la economía.
“Yo no necesito más dinero prestado de nadie, ni del Fondo ni de nadie. Necesito que nos dejen crecer para poder pagar. Y que no nos exijan pagar a costa de los que menos tienen porque la verdad es que el ajuste en Argentina ya no hay dónde hacerlo”, explicó Fernández. “Es una negociación compleja. Pero ya todos saben cuál es nuestra lógica: nuestra lógica es pagar, pero no pagar postergando el desarrollo de Argentina”, aclaró.
Según datos oficiales, hacia finales de septiembre la deuda argentina ascendía a u$s315.000 millones. De ellos, u$s126.000 millones estaban en manos de acreedores privados y u$s75.000 millones eran con organismos internacionales, señala Infobae. Según el próximo presidente, el objetivo de las negociaciones es “tratar de alcanzar un resultado que le sirva a la Argentina y también que le sirva a los acreedores”.

Reunión con Cristina por gabinete, agenda y autoridades parlamentarias
n medio de un fuerte hermetismo, los dos máximos referentes del Frente de Todos avanzaron en la elección de los ministros que formarán parte del equipo de Fernández, del que hay algunos nombres que suenan para las respectivas carteras aunque hasta ahora sólo Daniel Arroyo fue prácticamente confirmado como titular de Desarrollo Social.
En tanto, Santiago Cafiero es mencionadao para ser jefe de Gabinete, Felipé Solá como canciller y Eduardo “Wado” De Pedro como ministro del Interior, pero aún no fueron oficializados.
La idea de Fernández es seguir estirando la confirmación oficial del equipo de sus colaboradores para hacerla más cerca del día de la asunción, e incluso no se descarta que en la reunión con Cristina Kirchner se haya cocinado alguna sorpresa para el futuro Gabinete.
Otros temas a definir y que se evaluaron en el departamento de la ex mandataria están vinculados al Congreso ya que resta definir autoridades de los bloques del futuro oficialismo, como también los proyectos de leyes que Fernández enviará en el primer tramo de su gestión y que se tratarán en período extraordinario de sesiones durante este verano.