El ciclista caucetero que participó en los Juegos Parapanamericanos de Lima, se animó a participar del arranque de temporada con los federados.

Tuvo una gran labor en los Juegos Parapanamericanos de Lima, representando a la Selección Argentina donde compítió en pista y ruta.

Pero este fin de semana, Joel Galván, se animó a subirse al pelotón de federados en el arranque de la temporada de ruta del calendario sanjuanino, el más exigente del país, y si bien no pudo completar la competencia, le sirve para sumar kilómetros en un nivel muy exigente.

Desde niño pequeño pelea contra los problemas que le acarreó el fémur de la pierna izquierda, las operaciones y el largo peregrinar por hospitales que determinaron su retraso en el crecimiento de ese miembro inferior. Este año, a los 21 de edad, ha comenzado a cosechar, con una gran actuación en Perú.

“Si bien el ritmo que llevaba el pelotón era muy bueno, me sentía bien y con fuerzas. Solo que me falta más experiencia y el domingo eso lo noté. Espero poder ir ganando más cancha dentro de los federados para poder adaptarme”, declaró respecto a la competencia disputada en Pocito y que ganó Nicolás Tivani.

“Después tuve un momento de crisis en el que no pude cambiar el aire, y justo se dio que el lote viajaba muy fuerte y bueno, me quedé y después decidí bajarme”, agregó el caucetero.
De todas formas, el hijo del Chaucha Galván, tiene pensado seguir mostrándose y aprendiendo de los más experimentados. “Tengo pensado largar alguna clásica más. Voy a seguir entrenando y corriendo en los Libres, mientras espero que se confirme algo de Paraciclismo ya para 2020”, afirmó Joel.