Este trastorno, enfermedad que afecta entre 4000 y 8000 personas en el país. Recomendaciones de tratamientos y la explicación de qué es esta patología que surgió por primera vez en el año 1861.

El Síndrome de Ménière es un trastorno del oído interno que en la mayoría de los casos afecta a un solo oído, es caracterizado por ataques repetidos de vértigo y es una afección muy común, se considera que en el país puede haber entre 4000 y 8000 casos nuevos. El vértigo, según el Hospital Británico de Buenos Aires, es una sensación de movimiento propio o del medio ambiente, la persona suele sentir que gira o que todo gira alrededor de sí misma. Se diferencia del mareo y la persona corre mayor riesgo a caerse y suele no poder movilizarse.
Se le da el nombre a esta enfermedad gracias al médico francés Prosper Ménière quien descubrió los síntomas de esta patología por primera vez en el año 1861. La causa de la aparición de la crisis es el aumento anormal de líquidos en el oído interno, estos líquidos tienen un equilibrio de producción y reabsorción.
El principal síntoma es el vértigo rotatorio y afecta tanto al oído interno como al equilibrio, en las primeras crisis produce mucha inseguridad e incluso sensación de muerte inminente y se puede presentar en cualquier edad, aunque es más probable que ocurra a principios de la adultez y la mediana edad.
Parece que existe una prevalencia de migraña en pacientes con el síndrome, la migraña puede dañar irreversiblemente al oído interno, por lo tanto, es frecuente que el síndrome aparezca en pacientes con personalidad neurótica; el estrés, la fatiga, las complicaciones familiares o laborales, pueden influir en la aparición de la enfermedad.
El Hospital recomienda que al padecer vértigo, es importante mirar a un punto fijo para disminuir el movimiento ocular que origina esta sensación de giro y permanecer sentado o acostado para evitar el riesgo de caídas. A su vez, evitar incorporarse rápidamente de la cama, evitar los riesgos de caída por vértigo posicional benigno, que es la causa más frecuente de vértigo en los adultos mayores y puede ocurrir espontáneamente sin síntoma alguno previo.
El trastorno del equilibrio es un problema médico que hace que uno se sienta tambaleante o mareado, es posible, que al estar de pie, sentado o acostado, la persona sienta como si se estuviera moviendo, flotando o que todo le da vueltas. Estos trastornos pueden ser causados por ciertos problemas de salud, medicamentos, o un problema del oído interno.
Entonces el Síndrome de Ménière es un tipo de trastorno del equilibrio que, por lo general, lo diagnostica y lo trata un otorrinolaringólogo, médico que trata trastornos del oído, garganta y nariz, sin embargo, no existe una prueba definitiva ni un síntoma único que pueda hacer el diagnóstico. Para poder hacer un diagnóstico se tiene que tomar en cuenta la presencia de:

Pérdida temporal de
audición
Sensación de que el oído está lleno
Ataques repentinos de vértigo, náuseas y vómitos
A pesar de que no existe una cura para la enfermedad, con los tratamientos actuales se puede tratarla, se sugiere la intervención temprana con medicamentos, el médico puede recomendar los siguientes tratamientos:

Medicamentos
Restricción de sal y uso de diuréticos (puede reducir la frecuencia de vértigos)
Evitar el alcohol y la cafeína
Hay personas que necesitan tratamientos más invasivos, como tratamientos quirúrgicos, ya que puede ocurrir que los métodos anteriores no resulten efectivos, por eso se sugiere consultar al otorrinolaringólogo para pensar en una resolución quirúrgica de los vértigos.