Las oficinas centrales de Energía San Juan siguen abriendo sus puertas al público.

El gerente de la distribuidora local, Eduardo Tejada, indicó que la provincia debe adherir a la medida y reglamentar su implementación

El gerente de Energía San Juan, Eduardo Tejada remarcó que aún no hay adhesión de la provincia al decreto presidencial que prohíbe los cortes de servicios esenciales como lo es la energía eléctrica y que además este beneficio que rige solo por 180 días no beneficia al total de los consumidores de la empresa sino a determinados sectores más vulnerables.
Tejada remarcó que la población debe seguir pagando el servicio y que será tarea de la provincia reglamentar su posible adhesión para determinar detalladamente quienes serán los sectores comprendidos.
“La medida es por 180 días lo que no significa que no se pague el servicio por ese lapso. Y en vez de tener dos facturas impagas como ocurre con Energía San Juan, que a partir de la segunda se suspende el servicio, acá se habla de tres facturas alternadas o consecutivas impagas”, aclaró Tejada en comunicación con Canal 35.
Y destacó “tampoco es para todo el mundo. Están incluidos los monotributistas, los beneficiarios de la AUH, los jubilados que tienen menos de dos salarios mínimos vital y móvil. Todo el resto está obligado a pagar el servicio”.
Además remarcó “la provincia todavía no adhiere con una ley. Estamos esperando a ver que hace la provincia pero esto no es que todo el mundo debe dejar de pagar la factura”.
Tejada hizo hincapié en que “vamos a contemplar situaciones especiales, para eso tenemos el 0800 y estamos por habilitar el pago con tarjeta de crédito o debito desde la casa en las paginas de Energía San Juan”. Informó que las oficinas de la empresa, tanto en su sede central como en los departamentos, siguen funcionando con todos los recaudos. “No le estamos pidiendo a la gente que vaya a las oficinas ya que estamos alienados con lo que dispuso el gobierno nacional y provincial, pero si no hay otro medio de pago, el usuario puede ir a las oficinas de Energía San Juan”, aclaró.
Por otro lado remarcó que “si rompemos la cadena de pago dejamos de pagar impuestos que el gobierno necesita recaudar para paliar esta emergencia. La energía que consumimos en febrero vence los primeros días de abril y son 500 millones de pesos que hay que pagar y ¿si los sanjuaninos no pagan con que pagamos nosotros a Cammesa? Además ¿Cammesa con que le paga a los que generan para que todos los días tengamos luz?. Y también debemos afrontar los sueldos de los empleados, de los contratistas y es muy complejo el tema”.

Reglamentación
El gerente de Energía San Juan destacó que si la provincia adhiere deberá incluir en la reglamentación la forma en la que la empresa deberá corroborar que un usuario es, por ejemplo beneficiario de la Asignación Universal por hijo o jubilado que cobra la mínima.
“Apelamos a que el que ha venido pagando y está cobrando su sueldo tiene que pagar el servicio ya que no hay un motivo para que no lo haga”, insistió.
Y remarcó que “las pequeñas y medianas empresas que están en emergencia están exceptuadas pero deben de mostrar que dejaron de cobrar”.
Por ahora Tejada dijo que aún no hay reuniones o comunicaciones con el gobierno provincial sobre este tema. “Nosotros somos recaudadores importantes de impuestos provinciales y municipales. Sino recaudo no le entra dinero a los municipios y ellos lo
necesitan. Somos parte de una cadena de pago que no se tiene que cortar, se puede resentir porque todos aguantamos algo pero no se tiene que cortar”concluyó.