“Desde 2016 a 2019 las marcas mayoristas y económicas pasaron de una participación del 32,6% al 42,8% en unidades, y del 21,5% al 27,7% en facturación”.

Supermercadistas y la Secretaria de de Industria y Comercio, consideran al incremento del consumo de segundas  y terceras marcas como una oportunidad para las pymes sanjuaninas.

 

Hace unos días, Cristina Fernández de Kirchner se refirió a las segundas y terceras marcas afirmando que, “durante nuestra gestión los supermercados rebosaban de mercaderías de primera marca. Ahora aparecen y proliferan marcas que nadie conoció, la pindonga, el cuchuflito”. Afirmaciones que, independientemente del término que utilizó la expresidenta, no son muy herradas ya que las segundas marcas lograron un fuerte avance en ventas los últimos años y ya representan el 43% del consumo, según un estudio de una consultora privada. En San Juan si bien admiten que el consumo ha caído, advierten que es una “gran oportunidad a para las pymes locales”, según expresó la Secretaria de Industria y Comercio.
Gaseosas, sodas, pastas, tarta, alimentos congelados, son algunos de los rubros que mencionó Sandra Barceló, titular de Industria y Comercio de San Juan, como los más fuertes de la provincia que pueden competir en este nuevo esquema de consumo, que a nivel nacional ha anotado un incremento en las ventas de segundas y terceras marcas, tanto que el 43% del consumo es de estas marcas.
“En todas las crisis pasa que la gente busca lo más barato y dentro de los más barato, lo de mejor calidad. Entonces es una oportunidad para las pymes y para todos. Creo que la ley de góndolas va ayudar mucho en eso”, señaló Sandra Barceló.
Por su parte, Andrea López, de la Cámara de Supermercadistas de la provincia reafirmó lo dicho por Barceló e indicó que, “este tipo de crisis le da la oportunidad a todas aquellas empresas sanjuaninas o argentinas que tienen un segundo producto o segunda marca de competir contra aquellas empresas grandes que nucléan todo el mercado”.
Volviendo con Barceló, señaló que, “para nosotros es una salida laboral para todos aquellos que están compitiendo con las grandes marcas o las que tienen mucho marketing”. Ante la consulta de si en la provincia hay marcas que sean competitivas a este nivel aseguró que, “ claro, por supuesto” y destacó que, “en este cambio de consumo pueden colocar sus productos de una forma mejor en las góndolas y aprovechar eso para poder generar trabajo”.
Además, Barceló resaltó que han notado desde la secretaría que maneja, “que ahora las pymes han tenido la posibilidad de haber cubierto un mercado que ya no cubre la importación”. Y explicó que, ”como la variabilidad del dólar hacía que ya no le conveniera al importador al traer esos productos, empezaron a trabajar con algunos nacionales para cubrir ese nicho”.
Además la titular de Industria y Comercio aclaró que “ las pymes locales compiten con marcas que no son tan desconocidas, pero compiten en calidad, porque hay muy buena calidad”.
Por parte de los Supermercadistas sanjuaninos, Andrea López indicó que , “desde hace un año que viene incrementando el consumo de estas marcas en la provincia” y remarcó que, “es una oportunidad, para los productores locales de poner sus productos en las góndolas y para los supermercadistas de tener otras marcas para poder comerciar”.
Además opinó que, “la Ley de Góndolas (en tratamiento), evita que las grandes empresas extranjeras dejen afuera del mercado a las empresas argentinas, pero la Ley de Góndolas no se está cumpliendo en las grandes superficies y en supermercados de barrio y los regionales esto si se cumple”. Y en ese contexto explicó que, “ lo que pasa es que en las grandes cadenas, a los proveedores sanjuaninos les exigen otro nivel de compra, tiene otra cadena de pagos y a veces los proveedores no pueden hacer frente, pero en los supermercados más chicos se maneja de otra manera, por eso nosotros vemos la ley como otra oportunidad para el productor pequeño de estar en las góndolas de los supermercados”.

“De una crisis se pueden ver oportunidades”, afirmó Andrea López.

Lo que sí aseguró, sin tener precisiones a mano, es que, “es real que ha caído el consumo y las ventas” y  profundizó, “la gente administra mejor sus gastos y se vende menos, pero se encuentran más variedad de productos con distintos precios, pero existe la caída de ventas”.

Por la recesión las segundas y terceras marcas representan el 43% del consumo en Argentina
“Desde 2016 a 2019 las marcas mayoristas y económicas pasaron de una participación del 32,6% al 42,8% en unidades, y del 21,5% al 27,7% en facturación”, dijo el director de Focus Market, Damián Di Pace.
Dentro del TOP 3 de categorías con mayor participación de segundas marcas están el puré de tomates (38%), las conservas (26%) y los enlatados de pescado (13%). En medio de la recesión, las únicas marcas que crecen son las más baratas. El relevamiento de Focus Market muestra que en los últimos tres años las ventas en unidades de las marcas caras cayeron 3,8%, mientras que las de precio medio se redujeron 6,5%, cuando las marcas baratas aumentaron 9,7%. Los productos en los que más han crecido las segundas marcas son cervezas con el 27%, gaseosas (20%), harinas (17%), salchichas (13,8%) y aceite (10%).