Comercio de Rawson. Uno de los que más caída de ventas registró, entre un 15% y 18%. En esta zona comercial se vendió más indumentaria que en años anteriores.

Creció la venta de indumentaria como resultado de la crisis y cayó la venta de juguetes. Los padres sanjuaninos optaron por los regalos necesarios y más pensados.

 

Según informaron desde la Cámara de Comercio del Interior de San Juan, en los comercios del todos los municipios excepto Capital bajó en promedio un 10% las ventas respecto al día del niño del 2018 y también disminuyó la venta de juguetes, mientras que creció la venta de indumentarias.
Como todos los años, para el día del niño los comerciantes esperan ansiosos para mejorar las ventas y quienes venden juguetes obviamente son los más beneficiados, pero este año en un contexto de crisis las ventas que se registraron en los comercios del interior de San Juan cayeron en un 10 %, según informó Marcelo Vargas, titular de la Cámara de Comercio del Interior, en diálogo con El Zonda.
Además, el representante d elos comerciantes del interior agregó que, “en sarmiento han vendido un 15 % menos, en Caucete un 12% en Rawson un 15% 0 18% (se vendió mucha indumentaria)”.
“Los padres que tienen 3 hijos o 4, gastaron entre 500 y 600 pesos por niño”, indicó Vargas, mientras señaló que “las familias que tiene 1 solo niño han gastado hasta 100 pesos en promedio, obvio hay juguetes que valen 3 mil pesos”.
Pero lo que llamó la atención a los comerciantes del interior es el cambio en los habitos de los padres y familiares a la hora de hacer los regalos, ya que optaron por, “compras más pensadas”.
“Si bien los que más se regala es el juguete, este año ha incrementado la cantidad de regalos que tiene que ver con la indumentaria: zapatillas, zapatos, botines de futbol y ropa. Siempre en época de crisis se regala lo que más se necesita. Ha sido una compra más pensada, Ha bajado la venta del juguete y han subido los otros rubros”, explicó Vargas y aseguró, “siempre, en época de crisis son regalos más pensados y se traslada el gasto de un juguete a algo que necesite el niño”.
Otro factor de la crisis que influyó mucho en este cambio de hábitos fue el dólar que la semana pasado tubo una escalada y comparado con agosto del año pasado ya estába más caro en pesos, incluso antes del lunes negro en los mercados. “Una zapatilla de niño en promedio salé unos 700 pesos y un muñeco de “Toy Story” vale 100 pesos. Los juguetes están mas caros, el año pasado el juguete de moda estaba a 600 y las zapatillas más o menos igual. Pero muchos juguetees son importados y están ajustados a precio dólar. El año pasado el dólar estaba al rededor de 30 pesos y antes de la última subida de la otra semana estaba a $47, para ese entonces la mercadería ya estaba en los comercios”.
La electrónica ya no un boom en San Juan
Este año cayó el regalo de aparátos electrónicos, tales como celulares, tablets, computadoras o consolas de videojuegos, por la misma causa que los juguetes, son importados o muchos de fabricación nacional tienen componentes importados. “Eso fue un boom hace 3 o 4 años atrás, ahora no. Antes se regalaban teléfonos y este año remeras y pantalones”, manifestó Vargas sobre ese tipo de regalos.