????????????????????????????????????

Tiziano (10 años) juega en el conjunto turco desde muy chico y siempre quiso ver a su papá con la camiseta de su club. El año pasado Federico Carrión desembarcó en la calle General Acha y le hizo realidad el deseo. El lunes se consagró bicampeón con Olimpia y el goleador lo vivió con un sabor especial. “Vine a Olimpia por él, le cumplí el deseo y pude salir campeón”, sostuvo emocionado.

 

Sus deseos son órdenes: El lunes Federico Carrión salió campeón con Olimpia por segunda vez y le cumplió un deseo más a su hijo Tiziano.
“¿Papá cuándo vas a venir a jugar a Olimpia?”, le suplicó su hijo Tiziano (10 años). El pibe juega en el equipo turco desde los 3 años y siempre soñó con tener a su papá en su club. “Ya voy a jugar algún día hijo” le respondió. Lo pensó y lo pensó, hasta que en 2018 Federico Carrión le cumplió el deseo y se puso la camiseta de Olimpia por primera vez en su larga trayectoria en el hockey sobre patines.
El año pasado los turcos ganaron el torneo “San Juan 2018” cortando una larga sequía de títulos y el lunes conquistaron el “Clausura 2019”, en ambos logros el ex Hispano estuvo presente.
El equipo turco, al mando del Chupa Oviedo, venció 7-3 a Valenciano en el tercer partido decisivo de la final y se consagró bicampeón. Con tres goles y tres asistencias, Carrión fue la figura descollante del partido.
Anoche Diario El Zonda llegó al club Olimpia para entrevistar al artillero, que junto a su hijo Tiziano y su hija Olivia contó la sensaciones de un título especial para él.
Mientras el goleador fue a buscar la copa en la Secretaria del club, el pibe ni lerdo ni perezoso tiró “yo soy más goleador que mi papá”. “Sí hace goles, pero vamos a ver si continúa así. A los tres años llegó a Olimpia y empezó hockey antes que el jardín. Al año ya se ponía los patines”, contó el delantero turco que tiene en su haber tres ligas Nacionales, dos con la UVT y una con Unión en el año 2008.
Al término del partido, Tiziano, envuelto en lágrimas de emoción “vino a abrazarme, me seguía a todos lados. No se despegaba de mí. Olivia mi hija que tiene dos años también, ella se asustaba por el ruido de los bombos. Quería tenerme en Olimpia, porque veía a los compañeros que iban a ver a sus padres en la Primera; mientras que él se tenía que ir a otro club para verme a mi”, contó feliz el goleador del conjunto turco que tuvo un pase fugaz por el Alcobemdas de España.
Federico y Tiziano hablan mucho de hockey, “pero cuando juego mal da con todo. No me deja pasar una. Hablamos mucho de los partidos. Yo voy a verlo jugar y eso es un placer muy grande. En la final me criticaba una jugada de gol en la que yo podía rematar y me devolvía para tener la bocha. Tenías que tirar al arco me decía”, recordó orgulloso el ex jugador del Forte de Marmi de Italia.
En Olimpia dicen Carrión es el amuleto de la suerte, “porque desde que llegué cortamos una larga racha”, sonrió y agregó “esto es un trabajo de todos. El club está haciendo un gran esfuerzo en las inferiores y se están viendo los frutos”.
Carrión tiene 36 años y hace dos temporadas que viene pensando en colgar los patines.
“Dije que el año pasado dejaba el hockey, pero le cumplí el sueño a mi hijo. Después dije que éste iba a ser el final, pero todavía no sé. A fin de año lo analizaré con la familia”, sostuvo el empleado bancario.
Olimpia es un gigante que está despertando. Es bicampeón local y ahora tiene la vista puesta “en ganar la Liga Nacional. Creo que desde el 2010 que Olimpia no la gana. Este año nos dejó afuera Valenciano en cuartos y por eso ganarles en la final fue como una espina que teníamos”.
El lunes el estadio turco reventó de gente, “hace tiempo que no veo la cancha tan llena”.
Olimpia está en una etapa de recambio. El noventa por ciento del plantel es material del club y eso explica el trabajo que está llevando adelante el entrenador y emblema del club Oscar el “Chupa” Oviedo. “Olimpia intenta estar lo más alto posible, ahora estamos en una época de recambio. En Primera tenemos muchos jugadores de las inferiores. Hubo una etapa en la que costaba ganar cosas y ahora se están logrando. El trabajo del Chupa (Oviedo) es muy importante”, reconoció.
Sobre el tercer partido de la serie, Carrión analizó, “la final fue muy complicada. Valenciano es un equipo ofensivo que no baja los brazos. Hoy por hoy es el mejor de Argentina. Era el rival a vencer y lo logramos. Estuvimos firmes en las marcas y certeros a la hora de convertir”, le dio punto final a la entrevista Federico Carrión, el amuleto ganador de Olimpia que se puso la camiseta de Olimpia para cumplirle el deseo a su hijo.