El teatro local vuelve en un novedoso formato de video

CICLO EN EL KÜMMEL

223
El teatro Oscar Kümmel realiza “Reencuentro en el Kümmel”, una iniciativa que ofrece cada sábado una obra de teatro para ver por streaming.

Se trata de obras de no más de dos actores donde se respeta el distanciamiento social, filmadas a dos cámaras, transmitidas en diferido, sin público presente y bajo protocolo sanitario.

El teatro Oscar Kümmel realiza “Reencuentro en el Kümmel”, una iniciativa que ofrece cada sábado una obra de teatro para ver por streaming.
Se trata de obras de no más de dos actores donde se respeta el distanciamiento social, filmadas a dos cámaras, transmitidas en diferido, sin público presente y bajo protocolo sanitario. Cada obra recibió del teatro un premio de $2.500.
La primera obra en estrenar fue “La lengua de las mariposas” que ya está disponible en la página de Facebook del teatro. Es una adaptación del cuento de Manuel Rodríguez, realizada por el elenco Malatrama, dirigida por Pablo Flores y actuada por Rubén Omar Rodríguez. En esta adaptación la historia se traslada a la dictadura militar de 1976 y cuenta con regionalismos cuyanos.
La segunda seleccionada es “Vida y obra de Paco Paquito”, unipersonal clown dirigido por Benjamín Slavutsky y actuada por Javier Ponce. La obra trata sobre el desafío de salirse de lo impuesto.
La tercera es “Lagartijas” del elenco de la Facultad de Filosofía, Humanidades y Arte, con texto de la dramaturga sanjuanina Susana Lage y la única con dos actores: Marcelo Gallardo y Daniela Olivares.
La obra cuenta la historia de un matrimonio rural frustrado. Esta es la primera vez que la obra se pone en escena en la provincia, antes pasó por distintos festivales y ciclos del país.
La última seleccionada es “El nombre” de Griselda Gambaro que será actuada y dirigida por Fernanda Espejo. En ella la identidad es el tema que trabaja.
Fernanda cuenta que el parate de las actividades afectó tanto su economía como las actividades ha realizar porque tenía planeado participar de eventos como el Festival Teatro Arriba y la Teatrina tanto arriba del escenario como espectadoras y estas que se vieron suspendidas.
El desafío no sólo es técnico en el caso de Fernanda, sino que actoralmente debe trabajar sobre una respuesta imaginaria porque no estará el público y no tendrá ese feedback inmediato, para eso piensa en filmarse y así ver cómo es su presentación antes de grabarla.