La bolsa porteña se disparó este miércoles apoyada por compras de oportunidad en la reanudación de la actividad, luego de los feriados de lunes y martes y tras desplomarse más de un 15% la semana anterior.

El índice líder S&P Merval de Buenos Aires trepó un 10,3% hasta las 26.338 unidades, acompañando la tendencia de sus pares externas, liderado por la mejora anotada en acciones energéticas.
Las mayores alzas fueron registradas por las acciones de YPF (18,43%), Pampa Energía (18,05%) y Cresud (14,5%) en una rueda en la que ningún papel terminó con signo negativo. Los papeles se acoplaron, de esta manera, al rebote técnico de los ADRs, que avanzaron hasta casi 27%.
El segmento de la renta fija continuó la preocupación por el proceso de reestructuración de deuda, cuyas últimas señales se inclinan hacia una oferta más dura. En este sentido, el Discount bajo ley argentina retrocedió un 4,7%, el Bonar 2020 cayó un 5,8% y el Bonar 2024 perdió un 3,7%.
El riesgo país, realizado por el banco JP. Morgan, caía 17 unidades a 4.252 puntos básicos, luego de alcanzar el lunes un nivel de 4.519 unidades. Los actuales valores del indicador son los más altos de los últimos 15 años.