Tras iniciar la jornada en alza, la bolsa porteña cambió de dirección con el correr de las horas e incrementaba a cinco las caídas consecutivas, debido a la fuerte cautela inversora que genera la falta de indicios concretos sobre las políticas del nuevo Gobierno encabezado por Alberto Fernández, quien asumirá el 10 de diciembre, en medio de recesión, inflación y un estricto control cambiario.

El índice líder S&P Merval de Bolsas y mercados Argentinos (BYMA) se hundía 3,1% a 31.349 unidades, por lo que acumula una pérdida en torno al 13% en las últimas cinco sesiones.

En un panel prácticamente teñido todo de rojo, las bajas eran lideradas por las acciones de Banco Macro (-7,1%); Edenor (-6%); y Transportadora de Gas del Sur (-5,9%).

La recesión, la devaluación del peso y la inflación son componentes que han jugado en contra del mercado bursátil, a lo que se suma la incertidumbre por la ausencia de indicios de gestión del Gobierno electo, coinciden los operadores.

rgen de las cuestiones internas con una prolongada crisis financiera, las tensiones regionales evidenciadas en Bolivia y Chile alejan a potenciales capitales interesados en Sudamérica.