“El rol del kinesiólogo está desvalorizado”

LICENCIADO JORGE CENTENO

435

En este tiempo de cuarentena los profesionales estuvieron 45 días sin poder hacer consultorio ni atención domiciliaria. Hoy se las ingenian para poder cumplir con la atención.

 

Mirta es madre de un joven de 18 años que tuvo un accidente en el comienzo de la cuarentena. Estuvo hospitalizado cinco días, fue operado de la pierna derecha y para evitar cualquier tipo de contagio fue dado de alta y con un proceso post operatorio que requería atención de un kinesiólogo.

Guillermo, es un anciano de 91 años. Tiene internación domiciliaria en la cual se incluye ademas de la atención médica y de enfermería, de tres sesiones de kinesiología en la semana. Pero eso no alcanza para lograr una mejor recuperación.

Stefanía es madre de una niña de un año y diez meses. Su cuadro de bronco espasmo la lleva a realizar sesiones de kinesio para mejorar su respiración. Se trata en el Centro de Salud de Villa Hipódromo porque no tiene Obra Social.

En estos tres casos puntuales que se dieron en esta cuarentena, los kinesiólogos no podían atender. Los primeros 45 días del Aislamiento Obligatorio no les permitió la atención y eso significó un déficit importante para ellos.

Una vez habilitado el protocolo, el Licenciado Jorge Centeno debió rebajar a mas del 50% y mas sus honorarios para, primero cumplir con la premisa de brindar el servicio esencial de recuperar la salud y segundo poder hacer frente a los gastos diarios que debe tener un profesional de la salud.

El caso de Jorge es compartido por todos los kinesiólogos que trabajan en la provincia. Algunos, para adaptarse a la situación actual, debieron aumentar sus honorarios debido a los gastos que tienen para cumplir con los protocolos de la atención.

“Una sesión de trabajo no dura nunca menos de media hora. De acuerdo a sintomatología y el tratamiento que se debe realizar se debe utilizar aparatos que deben ser desinfectados para que eso no genere problemas. En un consultorio se tiene como mínimo entre seis y siete aparatos los cuales no son utilizados por el mismo paciente pero hay que tener el cuidado correspondiente. Nosotros debemos trabajar con los elementos necesarios de resguardo. Después que se va el paciente y hasta que se pueda volver a atender a otro se requiere de por lo menos una media hora mas para realizar el trabajo de desinfección. Entonces perdemos el tiempo que se pudo aprovechar con un paciente. Se disminuye la cantidad y cuando haces el balance es negativo. Sumá que las Obras Sociales no han subido el monto y que los pagos vienen con retraso, se genera una cadena importante que complica al bolsillo” contó el Licenciado.

La problemática que cuenta Jorge es la misma que viven el resto de sus colegas y que no es ajena al Colegio Fisiokinésico de San Juan que está realizando gestiones para resguardar a sus afiliados. “Mucho no se puede hacer en estos casos de pandemia, entiendo que hay un pedido del Colegio a las Obras Sociales para que aceleren los pagos. El rol dell kinesiólogo está desvalorizado Creo que hoy hay que tratar de rebuscárselas para conseguir los ingresos necesarios para sobrevivir.” concluyó Jorge Centeno.

 

LA CIFRA
65
Pesos es lo que paga la Obra Social Provincia por sesión fisiokinésica. En San Juan hay 825 kinesiólogos matriculados, de los cuales 600 están en actividad.

 

 

Los kinesiólogos son esenciales en Terapia Intensiva

 

El licenciado Jorge Centeno detalló algunas de las tareas esenciales que los kinesiólogos cumplen en una terapia intensiva de Covid 19. “El que va a terapia intensiva es en general el que necesita ventilación mecánica. El kinesiólogo lo que hace es el abordaje de esa vía aérea artificial ya sea en el manejo de lo que son secreciones, y en el cuidado del tubo endo traqueal. También se encargan de la toma de restos celulares, y del manejo de posturas y movilización del paciente para que haya menos posibilidades de otras complicaciones.