El peso del Templo de Maradona

Champions League

138

El Barcelona igualó 1-1 ante el Nápoli en el encuentro de ida de los octavos de final. La Pulga Lionel Messi, que no jugó bien, pisó por primera vez el estado de Napoles, donde Diego brilló hace tres décadas.

 

 

 

 

 

Barcelona igualó por 1-1 ante Napoli en San Paolo por el partido de ida de los octavos de final de la Champions League en una encuentro cargado de emociones por la visita de Lionel Messi a lo que supo ser la casa de Diego Armando Maradona.
El encuentro significó el debut de Lionel Messi en el estadio San Paolo, en el que Diego Maradona hizo historia en la década del ochenta.
Messi, que tuvo un rendimiento opaco, convivió con los silbidos de la parcialidad napolitana.
El conjunto culé comenzó perdiendo gracias a un golazo de Dries Mertens. Junior Firpo falló en el pase y Piotr Zielinski recuperó la pelota para asistir de manera perfecto y el extremo definió de una manera espectacular. Además, este tanto lo recordará ya que con este quedó como el máximo goleador de la historia del club junto a Marek Hamsik con 151 tantos.
Por otro lado, no todo fue felicidad para el belga. El extremo recibió una falta de Sergio Busquets y tuvo que ser reemplazado por dolores en su tobillo derecho en el arranque del segundo tiempo. Además, el español recibió una tarjeta amarilla por esta acción y se perderá la revancha.
Cuando el conjunto italiano parecía que tenía controlados a los catalanes, Busquets encontró el espació para enviar una diagonal hacia Nélson Semedo y que este asista a Antoine Griezmann para que iguale el marcador a los 12 minutos del complemento.
Luego la acción estuvo repartida por ambos lados e incluso Messi protagonizó una acción polémica que podría haber visto la tarjeta roja por ir con la pierna para adelante contra el el arquero David Ospina. Sin embargo, solo fue para amarilla y quien se tuvo que ir al vesturio fue su compañero Arturo Vidal minutos más tarde.
El chileno fue de una mala manera a quitarle la pelota a Mario Rui, lo dejó tirado en el pasto y se ganó una amarilla. Pero después también se peleó con el portugués y volvió a ser amonestado. Por lo cual se tuvo que ir del campo y se perderá el próximo encuentro del miércoles 18 de Marzo en España.