El periodista había sido denunciado por una compañera de trabajo. Al parecer el juez no encontró motivos suficientes y le otorgó ese beneficio.

En octubre del año pasado, el periodista y locutor sanjuanino Rodoflo Uriza, había sido denunciado en la Comisaría de la Mujer, un supuesto acoso sexual que ejercía sobre su compañera de trabajo Susana Matamora, cuando compartían horas de trabajo en una reconocida emisora del departamento Rawson.
La joven periodista había declarado en sede policial cosas como que Uriza se tomaba demasiada confianza con ella, que muchas veces se sentaba en su lugar y aprovechaba para besarla y acosarla casi a diario y como consecuencia de ello, había tenido que recurrir a los servicios de un psicólogo, además de los problemas económicos ya que tuvo que renunciar a su trabajo, dijeron las fuentes. Lo cierto que en la jornada de ayer el juez Martín Heredia Zaldo, a cargo del Cuarto Juzgado de Instrucción desestimó la denuncia realizada por Matamora y otorgarle el sobreseimiento de Rodolfo Uriza, pero no dieron a conocer cuales fueron los motivos que tuvo el juez para otorgarle ese beneficio, dijeron las fuentes.