El peligro para la salud de comer más calorías a última hora del día

CONSEJOS MÉDICOS

236

Con permiso del desayuno, la cena es el momento del día que más mitos nutricionales condensa. Habremos escuchado hasta la saciedad que hay que evitar las calorías antes de dormir porque nos harán engordar más.

En realidad, lo que hay que repartir es el balance energético de las 2.000 kcal que necesita un adulto a lo largo del día en función de nuestras necesidades y nuestra actividad. Si engordamos de noche es porque comemos de más.

Una cena ‘contundente’, por tanto, no tiene por qué afectar a nuestro peso -pero puede ser perjudicial de otros modos para la salud.

Así, las mujeres que ingieren la mayor parte de sus calorías diarias en la tarde-noche tienden a sufrir una peor salud cardiovascular que las que lo hacen más temprano, según una investigación preliminar presentada en las Sesiones Científicas anuales de la American Heart Association, que se celebra en Filadelfia, EEUU. La propia Asociación ha financiado el estudio, informan, dentro de la estrategia Go Red for Women enfocada a la investigación y el tratamiento de las enfermedades del corazón en las mujeres.

Para determinarlo, los investigadores determinaron la salud cardiovascular de 112 mujeres, cuya edad media era de 33 años y de las cuáles unas 50 eran de origen latino. Usaron el barómetro Life’s Simple 7® registrado por la Asociación, que calcula los factores de riesgo que podrían reducirse mediante hábitos de vida más saludables para el corazón. Cada una recibió una puntuación en función de si fumaba, de si realizaba actividad física, si comía sano y si controlaba su peso. Además, se midieron sus niveles de colesterol, azúcar en sangre y tensión.

Las participantes fueron registrando sus hábitos alimenticios en una agenda electrónica que rellenaban desde un ordenador o con el móvil, y en la que recogían qué, cuánto y cuándo comían a lo largo de una semana. Realizaron este ejercicio en dos ocasiones, al comienzo del estudio y doce meses después. A partir de los datos de los diarios de cada una de las mujeres, se pudo establecer una relación entre la salud de su corazón y los horarios de sus
comidas.

En la mayoría de los casos, las micotoxinas se extienden más allá de la zona pocha o de la parte con moho y los expertos recomiendan tirarlo todo, pero hay excepciones.
En ese sentido, la mayoría de las voluntarias sí comía algo a partir de las 18 hs: recordemos que tanto en EEUU como en otros países no es una hora insólita para cenar.