El monto que pagan las exportaciones vínicas por retenciones aumentaría un 31% este año

Presión fiscal

Las exportaciones están “estancadas hace 10 años”, indicaron en una carta tadas las institucioines que no están de acuerdo con la Coviar.

Así lo determina un estudio de Coninagro en base al tipo de cambio proyectado y evolución de los despachos al mercado externo.

Ante el esquema de retenciones, la industria de la vitivinicultura se vería afectada frente a un posible aumento del tipo de cambio, según destacó en un reciente informe Coninagro, referido al impacto de los derechos de exportaciones, sobre las economías regionales.
En el caso de vinos y mostos, productos que están alcanzados con un 5% de retenciones, medidas como la eliminación de barreras al comercio a través de la celebración de nuevos acuerdos, la disminución de costos logísticos y el aumento en los reintegros a las exportaciones, permitirían un incremento de la competitividad exportadora.
De acuerdo a esta entidad, este tipo de acciones contribuyen a promover un mayor flujo comercial de todos los productos vitivinícolas y posicionando al mercado externo como una alternativa de mayor peso a la hora de mantener acotados los stocks vínicos, robusteciendo así los precios pagados al productor primario y fomentando generación de divisas por parte del sector.
En tanto, si se considera el incremento del tipo de cambio estimado por el BCRA para diciembre de 2020 y se supone un escenario de igual nivel de exportaciones FOB que 2019, se estima que el monto pagado en concepto de derechos a la exportación del sector vitivinícola se incrementaría en un 31%.